NEFROCRUCES se une a la Campaña “TENEMOS QUE HABLAR” y se pone los LABIOS VERDES POR EL CÁNCER DE RIÑÓN



El Día Mundial del Cáncer Renal llega hoy también al Hospital Universitario de Cruces desde donde queremos unirnos a la Campaña ‘Tenemos que hablar’, impulsada por la Coalición Internacional de Cáncer Renal (IKCC), organismo mundial que tiene como objetivo aumentar la conciencia global del cáncer de riñón.

El cáncer de riñón es el séptimo más frecuente, siendo uno de los diez cánceres más comunes en el mundo. Es una enfermedad silenciosa, y se sabe poco de sus síntomas. La obesidad, la hipertensión arterial, la diabetes, el tabaquismo o el envejecimiento son algunos de los factores de riesgo más importantes de esta enfermedad, aumentando rápidamente las tasas de incidencia.

La detección precoz de la enfermedad contribuye a un mejor pronóstico en la evolución del proceso. Conocer los síntomas puede ayudar a la prevención de la enfermedad, y a realizar un diagnóstico preciso.  Estos son algunos de los más comunes aunque no tienen por qué presentarse en todos los pacientes ni darse todos de forma simultánea:

  • Cansancio, Fatiga
  • Falta de apetito
  • Pérdida de peso
  • Dolor lumbar, en la parte inferior de la espalda
  • Sangrado a través de la orina: hematuria
  • Anemia
  • Fiebre
  • Bulto en la zona baja de la espalda
  • Masa o abombamiento en el abdomen
  • Edema de extremidades inferiores

Ante la menor duda acuda a su urólogo o nefrólogo, que determinará las pruebas concretas para el diagnóstico y podrá valorar el grado de afectación y el tratamiento más adecuado para cada caso.

Además del examen físico, pueden realizarse varias pruebas:

  • Análisis de sangre y orina
  • Ecografía
  • Tomografía axial computada
  • Resonancia Nuclear Magnética
  • Punción biopsia

El tratamiento dependerá de el grado de extensión y la salud general del paciente. La nefrectomía (extirpación quirúrgica del riñón) es la opción para tumores “localizados”.


20 de Junio de 2019: Día Mundial del Cáncer Renal


Bienvenido al día Mundial del Cáncer Renal 2019 

Participa respondiendo a este cuestionario de VERDADERO o FALSO, que se contesta en 2 minutos. Se basa en una encuesta global reciente y muestra por qué necesitamos hablar más sobre el cáncer de riñón.

Comience el cuestionario

El Día Mundial de Preguntas y Respuestas sobre el Cáncer renal es una Iniciativa de la Coalición Internacional de Cáncer Renal IKCC y se celebra anualmente para aumentar la conciencia mundial sobre el cáncer de riñón.
La Federación Nacional de Asociaciones ALCER es miembro de esta organización internacional, como representante de las personas con enfermedades del riñón en España.
Esta iniciativa la impulsó Juliet Ibrahim, actriz, productora de cine, cantante y humanitaria ghanesa, que en 2017 se pintó los labios de verde para dar a conocer la campaña en su país y se convirtió en embajadora global de la acción. La campaña también cuenta con la colaboración del actor, director, guionista y humorista español José Corbacho, quien ha mostrado su compromiso con esta causa solidaria.

En este Día Mundial del Cáncer de Riñón,

Tenemos Hablar

y en Nefrocruces nos ponemos los

Labios verdes por el

Cáncer de Riñón

Sigue leyendo

‘Donar es amar’

Bajo el lema ‘Donar es amar’, el miércoles, 5 de junio, se  ha celebrado el Día Nacional del Donante de Órganos y Tejidos, una efeméride instituida e impulsada desde el año 1979 por la Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (Federación Nacional ALCER), miembro de Somos Pacientes, para homenajear a los donantes y sus familiares y concienciar a la sociedad sobre la necesidad de la donación de órganos sólidos, tejidos o células, acto altruista que salva cada año millares de vidas o contribuye a mejorar la calidad de vida de un gran número de pacientes.

Como explica Federación Nacional ALCER, “como cada año, los representantes y voluntarios de nuestras entidades han salido a la calle en todas las provincias para seguir contribuyendo al liderazgo de España en donación y trasplantes a través de la promoción de la donación de órganos”.

En palabras de Daniel Gallego, presidente de la Federación, “para el colectivo de personas con enfermedad renal es un motivo de alegría contribuir junto con la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y las demás asociaciones de trasplantados que las donaciones y los trasplantes sigan aumentando en nuestro país. Es esencial la labor de información que realizan nuestras entidades ALCER en toda España, no solo este día, sino todo el año para informar a la sociedad sobre la importancia de la donación de órganos”.

5.314 trasplantes en 2018

El pasado 2018, la generosidad de 2.243 donantes posibilitó que nuestro país mantuviera, por vigesimoséptimo año consecutivo, el liderazgo mundial en trasplantes con un nuevo récord de 5.314 pacientes trasplantados.

Concretamente, el pasado año se alcanzaron máximos históricos en trasplante renal (3.310, superando el máximo histórico de 3.226 de 2017) y pulmonar (369, superando el récord de 363 alcanzado en el anterior ejercicio). Y asimismo, se realizaron 1.230 trasplantes hepáticos, 321 cardiacos (frente a los 304 en 2017), 82 de páncreas (frente a los 70 realizados en el ejercicio anterior) y 6 de intestino (por 8 realizados en 2017).

Es más; hasta 10 comunidades autónomas superan los 50 donantes por millón de personas (p.m.p.). Y de las mismas, siete sobrepasan los 60 donantes p.m.p. y dos registran datos por encima de los 80 donantes p.m.p. Concretamente, el ranking viene liderado un año más por Cantabria (86,2 p.m.p.), seguida de La Rioja (80,6), Asturias (66,7), Extremadura (64,5) País Vasco (64,4) y Navarra (64,1).

Finalmente, y además de la consolidación de la donación en asistolia como la vía más clara de expansión del número de trasplantes, cabe destacar que la tasa de negativas familiares es de únicamente un 14,8% –y de un 8,8% en el caso de los donantes en asistolia.

Sin embargo, y a pesar del nuevo récord histórico alcanzado en el pasado ejercicio, “España acabó el año 2018 –destaca Federación ALCER– con 4.804 personas en lista de espera global de trasplante, de las cuales 88 son niños. Por ello, necesitamos la solidaridad de toda la sociedad para lograr que cada vez seamos más donantes, los profesionales sanitarios realicen más trasplantes y entre todos reduzcamos la lista de espera para optar a un trasplante.  El órgano más demandado tiene que ver con los trasplantes renales”.

Por ello, y con motivo de la celebración de la 40ª edición de este Día Nacional, que como cada año se conmemora el primer miércoles de junio, la Federación ha puesto en marcha junto al deporte español la campaña ‘Donar es amar. Súmate al reto de la donación de órganos’ con el objetivo de incrementar el número de donantes y, así, reducir la cifra de personas que se encuentran en espera de recibir un nuevo órgano.

No en vano, como incide ALCER, “la realidad es que las listas de espera para recibir órganos y tejidos seguirán aumentando si no se logra aumentar el número de donaciones. La única forma de resolver este problema es ser donante de órganos y animar a otros conocidos a que también lo sean. Cuantos más donantes existan, mayor será el número de vidas que podrán salvarse”.

 

 

HABITOS DE VIDA SALUDABLES EN PERSONAS EN HEMODIALISIS

Se constata que el estilo de vida, bajo un enfoque socioeducativo, no se limita a una conducta exterior, el estilo de vida lleva implícitamente una forma de conocer, de aprender, de adueñarse del conocimiento y, en último término, de la realidad aparente. Es parte del concepto holístico de salud, que contempla al individuo en su totalidad y en su entorno global, acentuando tanto la dimensión física, como la psicológica y espiritual.
En resumen, desde los modelos psicosociales se puede defnir el estilo de vida saludable como un conjunto de patrones conductuales o hábitos que guardan una estrecha relación con la salud. Por patrones conductuales se entienden formas recurrentes de comportamiento que se ejecutan de manera estructurada y que se pueden asumir como hábitos cuando forman el modo habitual de responder a diferentes situaciones. Estos hábitos se aprenden a lo largo del proceso de socialización del individuo y una vez adquiridos son difíciles de modifcar (Rodriguez-Marin Garcia ,1995)

 

HÁBITOS DE VIDA SALUDABLES EN PERSONAS EN TRATAMIENTO DE HEMODIÁLISIS

La Enfermedad Renal Crónica (ERC) supone un serio menoscabo funcional en el paciente que la padece, mayor cuando más avanzado es el grado de la misma. Por padecer una Enfermedad Renal Crónica avanzada, actualmente en España más de 20.000 personas recibe tratamiento mediante Hemodiálisis, y un porcentaje alto de estos pacientes supera los 65 años de edad. La ERC se asocia además con frecuencia a otras patologías como la diabetes, la hipertensión, la dislipemia o la obesidad y produce complicaciones como desnutrición, anemia, inflamación general y enfermedad ósea. Todo ello incrementa el envejecimiento del aparato cardio-circulatorio y la arterioesclerosis, patologías responsables de la mayoría de las muertes en nuestra sociedad, y reduce en gran medida la calidad de vida.

Por este resulta de enorme importancia que los enfermos en hemodiálisis se conciencien sobre la necesidad de seguir unas medidas higiénico-dietéticas adecuadas para reducir su riesgo cardiovascular, retrasar todo lo posible al aparición de complicaciones, y mejorar su calidad de vida en todos sus planos: físico, psicológico y social.

Pero, además, incluso en pacientes con Enfermedad Renal Crónica avanzada se debe aspirar a tener el grado más alto posible de salud, entendida como bienestar físico, mental y social, lo que supone que, al margen de la situación de una enfermedad, la salud requiere un estilo de vida saludable del que forman parte la alimentación, el ejercicio físico, la prevención de las enfermedades, e incluso la relación con el medio ambiente y la actividad social.

COMO PODEMOS CONSEGUIRLO

 

Actividad física y entrenamiento

El problema añadido en pacientes en hemodiálisis es que en ellos la malnutrición energético-proteica produce disminución de la fuerza muscular y la capacidad funcional, por lo que la capacidad de desarrollar actividad física se reduce en gran medida. Por eso la falta de actividad física es un problema frecuente en ellos. Pero, sin duda, el ejercicio físico regular no sólo es importante para mejorar la función cardiovascular, sino que puede reducir la tensión arterial, mejorar la fuerza muscular y la capacidad funcional, e incluso influir positivamente en el plano emocional, ya que ayuda a reducir los niveles de estrés, depresión y la ansiedad, a dormir mejor, y a mejorar la autoestima.

Se recomienda ejercicio de más de 30 minutos de duración, 3 veces por semana al menos (a diario si es posible). Lo ideal es que se combinen ejercicios aeróbicos (cinta ergométrica o bicicleta estática) con otros de resistencia (entrenamiento con pesas) e incluir ejercicios de coordinación y flexibilidad. Sin embargo, debemos pensar que cualquier tipo de ejercicio físico moderado puede ayudar, y que incluso se mejora al pasear 30 minutos a ritmo vivo o una hora ritmo moderado.

Evitar el exceso de peso corporal

Para lograrlo se debe combinar un descenso moderado de la cantidad de calorías ingeridas con un aumento del gasto de energía mediante el ejercicio físico. En la alimentación se debe intentar evitar en lo posible las comidas con mayor aporte calórico, que son las que incluyen cualquier tipo de grasa líquida o sólida.

Hábitos nutricionales

En la atención clínica de pacientes en diálisis, el cuidado de la nutrición es muy importante. La principal consecuencia de la malnutrición en los pacientes en hemodiálisis será un aumento de la morbilidad y mortalidad. Entre el 30-65% de los pacientes con diálisis mantenida presentarán alteraciones en los parámetros nutricionales y en las medidas antropométricas, pérdida de peso y con marcadores inflamatorios elevados.

Proteinas: Desde las primeras etapas de la ERC, la modificación en la ingesta de calorías, proteínas, sodio y fósforo son muy importantes para retrasar el curso de la enfermedad. En etapas más avanzadas de la misma, antes del comienzo de la diálisis, la reducción de proteínas previene o mejora los síntomas y complicaciones urémicas.

Sin embargo, al iniciar el tratamiento con diálisis se debe aumentar la ingesta de proteínas, pero de una forma controlada para evitar el exceso de aporte de potasio, fósforo y sal, y con ella la retención de líquido.

Líquido: Al reducirse la cantidad de orina que el paciente elimina, el cuerpo puede acumular líquido, que en cantidad excesiva puede dificultar la oxigenación en los pulmones, lo que se considera un complicación potencialmente grave. El aumento de peso entre las sesiones de hemodiálisis se debe casi exclusivamente a agua retenida.

Se debe pensar que todos los alimentos contienen agua, pero especialmente los alimentos líquidos, las frutas y los vegetales. La mejor manera de disminuir el consumo de líquidos es reducir la sal, dada la sed que produce; no solo la contenida en el salero, sino la que de por sí acompaña a algunos alimentos con alto contenido en sal. Ayuda también beber en tazas o vasos más pequeños.

Potasio y Fósforo: es importante seguir los consejos médicos para evitar su acumulación, lo que pasa por evitar cacaos, chocolates y frutos secos, y reducir la ingesta de lácteos, legumbres, pescado azul, frutas y verduras.

Hábitos tóxicos

Si en general el tabaco y el alcohol inciden de forma muy negativa sobre la salud, aún lo hacen más en pacientes con Enfermedad Renal Crónica avanzada. Se debe evitar el tabaco e intentar no consumir más alcohol que vino o cerveza, y en cantidad equivalente a no más de una copa diaria.

Equilibrio psicológico:

Entendido como el estado de bienestar emocional necesario para mantener y desarrollar las capacidades cognitivas, las relaciones sociales y el afrontamiento de los problemas. Cuando este bienestar no se consigue es más probable la aparición de estrés, cansancio, irascibilidad y ansiedad. La actividad social y el mantenimiento de las relaciones es fundamental para la salud física y psicológica de las personas.

Autor:  Gorka Garcia Erauskin (Jefe Clinico de el area de Nefrologia Cronicos del Hospital Universitario de Cruces)

Campamento CRECE

Como en años anteriorea ALCER organiza este campamento para niños con enfermedad renal .

Niños y niñas con enfermedad renal con edades comprendidas de 8 a 17 años, disfrutan de unas vacaciones de verano que además tienen un carácter educativo.
Con esta experiencia se busca que los niños/as aprendan a tomar conciencia y se responsabilicen de su alimentación, la medicación que deben tomar, los horarios, así como responsabilizarse de su tratamiento. Además conviven con otros niños y niñas en su misma situación y aprenden a adaptarse a una patología que les acompañará el resto de su vida.

Almería 2019Del 22 al 29 de junio, se celebrará el Campamento ALCER en el “Albergue Aguadulce” de Almería, niñas y niños con edades comprendidas de 8 a 17 años, con enfermedad renal crónica, en tratamiento de ERCA, diálisis y trasplante renal.L@s jóvenes irán acompañados de profesionales de enfermería, un equipo de monitores y con la supervisión del equipo técnico de la Federación Nacional ALCER.Durante una semana podrán disfrutar de un programa de actividades, con talleres educativos y lo más importante la convivencia entre compañer@s.

Inscribete  “ANIMO Y A DISFRUTAR “

Fuente    https://alcer.org/fudacion-renal-alcer/#

A %d blogueros les gusta esto: