VACUNACIÓN ANTIGRIPAL

 


Un año más en el sistema de salud al que pertenecemos , Osakidetza (Servicio Vasco de Salud), ha comenzado la nueva campaña de   ” VACUNACION ANTIGRIPAL”.


Esta campaña va dirigida a grupos de riesgo como :

  • personas mayores de 65 años
  • enfermos crónicos (diabetes, EPOC, insuficiencia renal y trasplantes,..)
  • mujeres embarazadas
  • profesionales sanitarios

En el caso de los enfermos trasplantados, según un estudio nacional multicéntrico y multidisciplinar coordinado por un equipo de profesionales del Hospital Universitario Virgen del Rocío, la inmunización de estos pacientes se puede iniciar al mes de ser trasplantados, y se pondrán 2 dosis separadas de un periodo de 5 semanas. Describen que la respuesta es satisfactoria, independientemente del tiempo post trasplante y la inmunosupresión basal pautada.

Al igual que toda la población de riesgo descrita arriba , se deben de vacunar todos los años.

Puede ampliar esta información aquí.


Por otra parte, en un estudio publicado en el  “Clinical Journal of the American Society of Nephrology” (CJASN), describen que la vacuna antigripal en dosis altas se asocia con un menor riesgo de hospitalizaciones en pacientes con insuficiencia renal en diálisis.

Puede ampliar la información de este estudio aquí.

Fuentes: Infosalus y Osakidetza.

 

 

EL FOSFORO

Controlar el fósforo mejora la calidad de vida de las personas que sufren insuficiencia renal

 

Ver las imágenes de origen

 

Un grupo de investigación de la Universidad de Córdoba, el IMIBIC y el Hospital Universitario Reina Sofía relaciona la normalización del fósforo en sangre con el descenso de una hormona dañina para el corazón.

La hormona FGF23 (Factor de crecimiento fibroblástico 23) se origina en el hueso y es la encargada de comunicar al riñón que debe eliminar el exceso de fósforo que dicho hueso está detectando. Sin embargo, en las personas con insuficiencia renal, el riñón deja de funcionar y no obedece a la FGF23, produciéndose un exceso de la hormona (FGF23) en sangre. Esto se debe a que el hueso no detecta el no funcionamiento del riñón y sigue produciendo FGF23.

El aumento de FGF23 en sangre puede aumentar el riesgo de mortalidad en personas con insuficiencia renal.

La acumulación de FGF23 en sangre provoca efectos indeseables en otros órganos, por ejemplo, la hipertrofia. Esto se debe a un agrandamiento del corazón debido a que la alta cantidad de esta hormona afecta al sistema cardiovascular, pudiendo, incluso, aumentar el riesgo de mortalidad.

Por todo ello, un grupo de investigación integrado por personal del Departamento de Medicina de la Universidad de Córdoba, los grupos GC13 y GC07 de Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) y la Unidad de Nefrología del Hospital Universitario Reina Sofía, se centra en cómo conseguir que los niveles de FGF23 desciendan.

En este sentido, se ha llevado a cabo un estudio clínico en el que 21 pacientes en tratamiento de diálisis redujeron los altos niveles de la hormona FGF23, al introducir en su día a día una dieta reducida en fósforo y una medicación basada en captadores de fósforo, que evitan que este sea absorbido en el cuerpo.

iFGF23 Y c-FGF223

Además de los avances anteriormente expuestos, tras la investigación, dirigida por el investigador Cristian Rodelo Haad  y en la que participan los catedráticos de Medicina de la UCo Mariano Rodríguez y Alejandro Martín-Malo, se diferenció la hormona FGF23 en dos partes: FGF23 intacta (iFGF23) y FGF23 c terminal (c-FGF23).

En esta investigación, que incluye a 150 enfermos, se considera por un lado a la hormona completa (intacta) y por otro a las partes resultantes de una fragmentación (c-terminal), ya que la cantidad final de estas dependerá de factores específicos.

Si bien el fósforo es el responsable de más del 60% de los valores de la molécula en ambos casos, para la hormona intacta sus determinantes son el fósforo y el calcio en sangre, mientras que para la c-terminal el tiempo que el paciente ha permanecido en diálisis y la inflamación, son factores que aumentan su concentración.

Ahora solo queda estudiar cómo a largo plazo, esta reducción de fósforo aumenta la esperanza de vida en pacientes con insuficiencia renal.

http://alcer.org/federacionalcer/

XXI JORNADAS NACIONMALES PARA PERSONAS CON ENFERMEDAD RENAL

Con estas Jornadas ALCER pretende recoger las diferentes fases de la enfermedad renal  desde la perspectiva clinica  hasta su repercusion en la calidad de vida de las personas que  padecen la enfermedad renal cronica y al mismo tiempo mostrar que se esta haciendo desde la Federación en defensa de los intereses de las personas con esta patologia .

Los próximos días 3 y 4 de noviembre tendrá lugar la celebración de las 31º Jornadas Nacionales de Personas con Enfermedades Renales. Un año más el edificio Caixaforum de Madrid será el lugar de la celebración. Un año más se darán cita los mejores profesionales en el campo de la nefrología en nuestro país. Muchos y variados serán los temas que se van a tratar en una nueva edición de las Jornadas Nacionales que cada año celebra la Federación Nacional ALCER, unas jornadas ideales para pacientes y familiares, no dejes pasar la oportunidad y acude al edificio Caixaforum de Madrid. La entrada es gratuita.

Descargar díptico
Descargar cartel

Fuente

110 NIÑOS TRASPLANTADOS EN LOS ULTIMOS CINCO AÑOS

El Hospital de Cruces tiene  programas de trasplante renal y hepatico muy activos convirtiendolo en un referente para los trasplantes de la zona norte. Un 40%de los trasplantes realizados pertenecen a Euskadi y el 60% al resto de comunidades. Este modo de trabajo hace que los equipos adquieran mas experiencia y los resultados sean mejores.

 Se ha convertido en referente para los trasplantes renales pediátricos de toda la zona norte. En los últimos cinco años, 110 niños se han sometido a una intervención de este tipo y por eso Joseba Aranzábal, coordinador de trasplantes de Osakidetza pide que “se establezcan unas estructuras fuertes y unos equipos con experiencia” para poder realizar los trasplantes con la mayor rapidez y eficacia posible.

Desde hace 26 años, España se mantiene a la cabeza en número de trasplantes. El año pasado, la tasa de donación alcanzó en Euskadi los 70 donantes por millón de población, una cifra muy por encima de la media estatal. Para Aranzábal, la traducción de esa cifra es el resultado “de la solidaridad de los ciudadanos”.

La Organización Nacional de Trasplantes tiene el ojo puesto en la donación en asistolia, es decir, pacientes que fallecen de repente y después de haber hecho toda la certificación se inicia el proceso de donación. “Es mucho más complejo porque los tiempos son mucho más cortos y exige de una estructura y de una formación muy específica”, reconoce Aranbázal.