DIA MUNDIAL DEL RIÑON 2019. “Salud renal para cualquier persona en cualquier lugar”.


Llega el segundo jueves del mes de marzo, fecha en la que se celebra el Día mundial del Riñón.

Este año, el próximo 14 de Marzo, la campaña se centrará en concienciar acerca del número tan alto, y cada vez mayor de personas con enfermedad renal en todo el mundo y la necesidad de que se lleven a cabo estrategias para su prevención y tratamiento.
Con el lema “Salud renal para cualquier persona en cualquier lugar”,  se hace un llamamiento para alcanzar una cobertura de salud universal, especialmente para la prevención, diagnóstico y el tratamiento temprano de la enfermedad renal.

CARTEL- DIA MUNDIAL DEL RIÑON 2019

Según el estudio Global Burden of Disease y un análisis recientemente publicado en la revista Nefrología de la S.E.N., la mortalidad por Enfermedad Renal Crónica (ERC) ha crecido casi un 30% en la última década en España, donde unos 7 millones de personas padecen esta enfermedad. De seguir su ritmo actual de crecimiento se convertirá en la segunda
causa de muerte en nuestro país en pocos años. Concretamente, la mortalidad por ERC en España ha crecido un 28,8% entre 2006 y 2016.
Datos preocupantes que ponen de manifiesto la situación de las enfermedades renales y su crecimiento en los últimos años, por lo que Los nefrólogos defienden la necesidad de una mayor concienciación de la sociedad y las autoridades para frenar el avance de la Enfermedad Renal Crónica, desarrollando campañas de promoción de la salud renal y unos hábitos saludables que faciliten tanto el diagnóstico precoz como la prevención. acceso al informe completo en la NOTA DE PRENSA SEN.

DIA MUNDIAL DEL RIÑON 2019. DIPTICO

 

 

 

 

ME GUSTARIA VIAJAR ¿QUE TENGO QUE HACER ?

Se acerca la Semana Santa  y para cuando nos  demos cuenta estamos en verano, nos tenemos que apresurar para gestionar nuestras vacaciones si no queremos agobios ni dificultades a la hora de elegir el lugar .

Está comprobado que es motivador el hecho de planear, organizar y realizar un viaje . Estar en contacto con la naturaleza, con otras culturas, con otras personas y alejarnos de nuestro entorno habitual tiene efectos positivos en nuestra salud .

Para los pacientes renales que se encuentran en tratamiento de hemodiálisis, romper con la rutina de los mismos compañeros, enfermeras y en general con lo cotidiano ayudará a llevar su tratamiento con más optimismo, en definitiva en diálisis se puede y se debe de viajar, pero son muchos los pacientes que tienen miedo a los desconocido, como será el centro, las máquinas, como me pinchará la enfermera o me comprenderá los médicos si tengo alguna dolencia.

La gestión de las plazas de diálisis al extranjero se realiza desde Federación Nacional Alcer y son muchos los pacientes que nos preguntan sus dudas e incluso muchos de ellos desconocían que pueden viajar fuera de España, cada año se suman más  pacientes que se animan a viajar, se nota que cada vez los pacientes están más informados sobre su tratamiento y se pierde ese miedo a lo desconocido.

 ¿Qué tengo que hacer si quiero viajar por España y recibo tratamiento de hemodiálisis?

En la actualidad España cuenta con 342 unidades de diálisis, puede acceder a través de la web de ALCER a los datos de contacto de dichas unidades, utilizando el siguiente enlace: http://alcer.org/federacionalcer/centros-de-dialisis/

Para poder solicitar plaza de diálisis en dichas unidades, la documentación necesaria es la siguiente:

  • Nombre y apellidos.
  •  Fecha de inicio y finalización de las diálisis.
  •  Dirección donde se alojara durante el periodo vacacional.
  •  Teléfono de contacto durante el periodo vacacional.
  •  Lugar donde desea dializarse.
  •  Informe médico actualizado.
  •  Serología actualizada, no superior a treinta días antes de la primera diálisis en el lugar desplazado.
  •  Tarjeta Sanitaria.
  • Documento Nacional de Identidad.
  •  SIFCO (Fichero del Sistema de Información de Gestión del Fondo de Cohesión Sanitaria). Se deberá de solicitar en el Hospital de referencia.

No olvide llevar la medicación necesaria para los días de desplazamiento. Ya que en la unidad no se lo suministraran. La documentación necesaria habitual para poder tramitar las diálisis en el extranjero es la siguiente:

¿Qué tengo que hacer si quiero viajar por el extranjero y recibo tratamiento de hemodiálisis?

  • Nombre y apellidos.
  • Fecha de inicio y finalización de las diálisis.
  • Dirección donde se alojara durante el periodo vacacional.
  • Teléfono de contacto durante el periodo vacacional.
  • Lugar donde desea dializarse.
  • Formulario HDI (Dialysis Application Form) en inglés.
  • Autorización de cesión de datos firmada.
  • Serología actualizada, no superior a treinta días antes de la primera diálisis en el lugar desplazado.
  • MRSA (Methicillin-resistant-staphylococcus Aureus), no superior a treinta días antes de la primera diálisis en el lugar desplazado.
  • DNI o pasaporte.
  • Tarjeta Sanitaria Europea o seguro privado que cubra el tratamiento de diálisis. Es necesaria el documento mediante el cual el paciente no debe pagar las diálisis. Se debe a los convenios desarrollados en materia sanitaria, concretamente de Hemodiálisis, entre España y el país correspondiente.

No olvide llevar la medicación necesaria para los días de desplazamiento. Ya que en la unidad no se lo suministraran.

¿Qué tengo que hacer si quiero viajar y recibo tratamiento de diálisis peritoneal?

Para poder viajar en diálisis peritoneal, hay que realizar las siguientes gestiones:

  •  Si viaja por 1 ó 2 días, empaque su equipaje de tratamientos.
  • Si viaja por más tiempo comuníquele sus planes a su enfermera de diálisis peritoneal.
  • Comunique a su proveedor habitual de diálisis peritoneal, donde viajara para que le suministre el material necesario,
  • Dos días antes de viajar llame para confirmar que han entregado su material.
  • Informe médico actualizado.
  • Tarjeta Sanitaria.
  • Solicite los nombres de las clínicas cercanas que hacen tratamiento peritoneal para llamar en caso de que tenga algún problema.
  • Una vez que haya llegado a su destino revise su pedido por si faltase algún material.
  • Si utiliza una cicladora y viaja en avión empaquétela en su propia caja. Llame a la aerolínea para asegurarse de que “se autorizara el embarque”, de la cicladora en carácter de equipo médico crítico.

En Federación Nacional ALCER, está disponible para quien lo necesite documento del Ministerio de Fomento, en el cual nos autorizan a cualquier paciente el transporte de líquidos de mano cuando el líquido vaya a utilizarse durante el viaje y se trate de un medicamento o de una necesidad dietética especial.

No olvide llevar la medicación necesaria para los días de desplazamiento.

 

¿Qué es la tarjeta sanitaria europea?

Titulares del derecho y beneficiarios a su cargo que cumplan los requisitos exigidos por la legislación española y por los Reglamentos Comunitarios de Seguridad Social de la Unión Europea.

¿Qué validez tiene la tarjeta sanitaria europea?

Es importante que antes de realizar un desplazamiento a cualquier país de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o a Suiza, compruebe que dispone de TSE y que el periodo de validez de aquélla comprende la fecha de regreso prevista. Si no es así, solicite una nueva Tarjeta para asegurar la cobertura sanitaria durante su estancia.

¿En qué países tiene validez la tarjeta sanitaria europea?

Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Suecia y Suiza.Es importante que los usuarios de seguros médicos de asistencia, se informen de la cobertura que les ofrece su seguro a la hora de recibir tratamiento de hemodiálisis fuera de España.

FUENTE  http://alcer.org/

ESPAÑA ALCANZA MAXIMOS HISTORICOS EN TRASPLANTE RENAL

 

El acto de  gratitud que realiza una persona al donar un órgano es un hecho que nadie debe olvidar. Un órgano nuevo supone una vida nueva

 

España ha alcanzado en 2018 nuevos máximos históricos tanto en el número total de donantes como en los trasplantes de órganos sólidos. Así lo ha asegurado este lunes la directora de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Beatriz Domínguez-Gil, durante la presentación del balance de actividad de un ejercicio en el que nuestro país ha batido sus propios récords.Según los datos aportados por la institución dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, un total de 2.241 personas han regalado vida. Por su parte, los trasplantes de órganos sólidos se han incrementado en un 1%, fijándose en las 5.318 intervenciones exitosas en 2018.

De los 5.318 trasplantes realizados durante 2018 en España, 3.310 han sido de riñón

 

Si el análisis se realiza por tipo de órgano, se observa como durante el año pasado se efectuaron 3.310 trasplantes renales, 1.230 hepáticos, 321 cardíacos, 369 pulmonares, 82 de páncreas y 6 intestinales. En este sentido, es necesario subrayar que en el caso de los trasplantes renales y pulmonares se han registrado “máximos de actividad histórica”​.

Echando la vista atrás, se puede comprobar cómo, en el periodo comprendido desde 1989 hasta 2018, la actividad de trasplante renal se ha triplicado, pasando de las 1.039 intervenciones a los 3.310 trasplantes. Por el contrario, Domínguez-Gil ha subrayado que han descendido ligeramente los trasplantes hepáticos, probablemente por una menor indicación, gracias a los nuevos fármacos antivirales frente al virus de la hepatitis C.

La lista de espera se reduce en todos los órganos, excepto para corazón e intestino, pasando de un total de 4.891 a 31 de diciembre de 2017 a 4.804 en la misma fecha de 2018. De ellos, 88 son niños. De igual modo, destaca la importante reducción de la lista de espera en el caso del trasplante hepático (-19%),

https://www.consalud.es/pacientes/la-actividad-de-trasplante-renal-se-triplica-en-las-ultimas-tres-decadas_58912_102.html

 

CREATININA ¿QUE ES?

¿Qué es la creatinina?

La creatinina es una sustancia presente en la sangre que es producida por la degradación de la creatina que se encuentra en los músculos, es un producto de desecho que los riñones filtran con el fin de extraerla de la sangre y eliminarla a través de la orina.. Por lo que al analizar los niveles de creatinina es posible identificar si existe algún problema en los riñones, especialmente cuando su valor está alto en el torrente sanguíneo, ya que puede significarse que los riñones no están consiguiendo eliminarla y por esto se está acumulando en el organismo.

Es generado por nuestros músculos (tanto por su actividad como por la propia masa muscular), y la producen a una velocidad constante como parte de nuestra actividad normal diaria.

Como la creatinina es una sustancia que se produce en el organismo dependiendo del nivel de masa muscular, es normal que los hombres tengan niveles de creatinina en sangre más alto que las mujeres, ya que por lo general tienen músculos más desarrollados.

 Para qué sirve su análisis

Debemos tener en cuenta que los riñones son los órganos encargados de filtrar la creatinina excretándola a través de la orina, por lo que su medición es especialmente útil para monitorizar si los riñones se encuentran llevando a cabo su función de forma correcta.

En realidad el análisis de la creatinina es una prueba simple que se convierte en el indicador más común acerca de la función renal de la persona. Por este motivo es incluido de forma rutinaria en las analíticas sanguíneas más básicas y comunes, tanto en su forma sérica como en orina. Y es que si la función renal es anormal los niveles de creatinina tienden a incrementarse en la sangre dado que en realidad se elimina una menor cantidad de creatinina a través de la orina.

Valores normales de creatinina en sangre

Los valores de creatinina pueden variar de un laboratorio a otro, puesto que algunos laboratorios suelen analizar muestras distintas, o utilizar distintas mediciones. No obstante, los valores normales promedio son los siguientes:

  • Valores normales de creatinina sérica en hombres adultos: 0.7-1.3 mg/dl.
  • Valores normales de creatinina sérica en mujeres adultas: 0.5-1.2 mg/dl.
  • Valores normales en niños: 0.2-1 mg/dl.

Mientras que valores por encima de 4 mg/dl son considerados como un indicativo de fallo renal importante.

Por otro lado, es posible que cuando se ha practicado ejercicio físico intenso antes de la realización del análisis de sangre luego se encuentren ligeros aumentos del valor de creatinina en sangre. Este aumento no se corresponde a una insuficiencia renal, sino que en realidad se trata de un reflejo de la actividad muscular.

Los niveles elevados de creatinina en sangre pueden indicar la presencia de:

  • Insuficiencia renal.
  • Obstrucción de las vías urinarias.
  • Necrosis tubular aguda.
  • Deshidratación.
  • Nefropatía diabética.
  • Glomerulonefritis.
  • Distrofia muscular.
  • Pielonefritis.
  • Reducción del flujo de sangre renal.
  • Rabdomiólisis.

Qué puede causar creatinina alta

Cuando los valores de creatinina en la sangre están por encima de lo normal pueden indicar una lesión en los vasos sanguíneos de los riñones, una infección renal o la reducción de flujo de sangre hacia los riñones, por ejemplo. Algunos síntomas que pueden surgir en casos de creatinina alta son:

  • Cansancio excesivo;
  • Hinchazón de las piernas o brazos;
  • Sensación de falta de aire;
  • Confusión frecuente;
  • Náuseas y vómitos.

Sin embargo, atletas y fisicoculturistas también pueden tener la creatinina alta debido a la elevada actividad muscular y no debido a una lesión a nivel renal.

Valores disminuidos de creatinina sérica

Los valores de creatinina baja en la sangre no son motivo de preocupación, siendo más frecuente en embarazadas y en pacientes con enfermedades hepáticas, ya que el hígado también es el responsable por la producción de creatinina.

Sin embargo, en algunas personas también puede indicar enfermedades en los músculos como distrofia muscular, por ejemplo, que provoca otros síntomas como debilidad, dolor muscular o dificultad para mover los brazos o piernas.