HABITOS DE VIDA SALUDABLES EN PERSONAS EN HEMODIALISIS

Se constata que el estilo de vida, bajo un enfoque socioeducativo, no se limita a una conducta exterior, el estilo de vida lleva implícitamente una forma de conocer, de aprender, de adueñarse del conocimiento y, en último término, de la realidad aparente. Es parte del concepto holístico de salud, que contempla al individuo en su totalidad y en su entorno global, acentuando tanto la dimensión física, como la psicológica y espiritual.
En resumen, desde los modelos psicosociales se puede defnir el estilo de vida saludable como un conjunto de patrones conductuales o hábitos que guardan una estrecha relación con la salud. Por patrones conductuales se entienden formas recurrentes de comportamiento que se ejecutan de manera estructurada y que se pueden asumir como hábitos cuando forman el modo habitual de responder a diferentes situaciones. Estos hábitos se aprenden a lo largo del proceso de socialización del individuo y una vez adquiridos son difíciles de modifcar (Rodriguez-Marin Garcia ,1995)

 

HÁBITOS DE VIDA SALUDABLES EN PERSONAS EN TRATAMIENTO DE HEMODIÁLISIS

La Enfermedad Renal Crónica (ERC) supone un serio menoscabo funcional en el paciente que la padece, mayor cuando más avanzado es el grado de la misma. Por padecer una Enfermedad Renal Crónica avanzada, actualmente en España más de 20.000 personas recibe tratamiento mediante Hemodiálisis, y un porcentaje alto de estos pacientes supera los 65 años de edad. La ERC se asocia además con frecuencia a otras patologías como la diabetes, la hipertensión, la dislipemia o la obesidad y produce complicaciones como desnutrición, anemia, inflamación general y enfermedad ósea. Todo ello incrementa el envejecimiento del aparato cardio-circulatorio y la arterioesclerosis, patologías responsables de la mayoría de las muertes en nuestra sociedad, y reduce en gran medida la calidad de vida.

Por este resulta de enorme importancia que los enfermos en hemodiálisis se conciencien sobre la necesidad de seguir unas medidas higiénico-dietéticas adecuadas para reducir su riesgo cardiovascular, retrasar todo lo posible al aparición de complicaciones, y mejorar su calidad de vida en todos sus planos: físico, psicológico y social.

Pero, además, incluso en pacientes con Enfermedad Renal Crónica avanzada se debe aspirar a tener el grado más alto posible de salud, entendida como bienestar físico, mental y social, lo que supone que, al margen de la situación de una enfermedad, la salud requiere un estilo de vida saludable del que forman parte la alimentación, el ejercicio físico, la prevención de las enfermedades, e incluso la relación con el medio ambiente y la actividad social.

COMO PODEMOS CONSEGUIRLO

 

Actividad física y entrenamiento

El problema añadido en pacientes en hemodiálisis es que en ellos la malnutrición energético-proteica produce disminución de la fuerza muscular y la capacidad funcional, por lo que la capacidad de desarrollar actividad física se reduce en gran medida. Por eso la falta de actividad física es un problema frecuente en ellos. Pero, sin duda, el ejercicio físico regular no sólo es importante para mejorar la función cardiovascular, sino que puede reducir la tensión arterial, mejorar la fuerza muscular y la capacidad funcional, e incluso influir positivamente en el plano emocional, ya que ayuda a reducir los niveles de estrés, depresión y la ansiedad, a dormir mejor, y a mejorar la autoestima.

Se recomienda ejercicio de más de 30 minutos de duración, 3 veces por semana al menos (a diario si es posible). Lo ideal es que se combinen ejercicios aeróbicos (cinta ergométrica o bicicleta estática) con otros de resistencia (entrenamiento con pesas) e incluir ejercicios de coordinación y flexibilidad. Sin embargo, debemos pensar que cualquier tipo de ejercicio físico moderado puede ayudar, y que incluso se mejora al pasear 30 minutos a ritmo vivo o una hora ritmo moderado.

Evitar el exceso de peso corporal

Para lograrlo se debe combinar un descenso moderado de la cantidad de calorías ingeridas con un aumento del gasto de energía mediante el ejercicio físico. En la alimentación se debe intentar evitar en lo posible las comidas con mayor aporte calórico, que son las que incluyen cualquier tipo de grasa líquida o sólida.

Hábitos nutricionales

En la atención clínica de pacientes en diálisis, el cuidado de la nutrición es muy importante. La principal consecuencia de la malnutrición en los pacientes en hemodiálisis será un aumento de la morbilidad y mortalidad. Entre el 30-65% de los pacientes con diálisis mantenida presentarán alteraciones en los parámetros nutricionales y en las medidas antropométricas, pérdida de peso y con marcadores inflamatorios elevados.

Proteinas: Desde las primeras etapas de la ERC, la modificación en la ingesta de calorías, proteínas, sodio y fósforo son muy importantes para retrasar el curso de la enfermedad. En etapas más avanzadas de la misma, antes del comienzo de la diálisis, la reducción de proteínas previene o mejora los síntomas y complicaciones urémicas.

Sin embargo, al iniciar el tratamiento con diálisis se debe aumentar la ingesta de proteínas, pero de una forma controlada para evitar el exceso de aporte de potasio, fósforo y sal, y con ella la retención de líquido.

Líquido: Al reducirse la cantidad de orina que el paciente elimina, el cuerpo puede acumular líquido, que en cantidad excesiva puede dificultar la oxigenación en los pulmones, lo que se considera un complicación potencialmente grave. El aumento de peso entre las sesiones de hemodiálisis se debe casi exclusivamente a agua retenida.

Se debe pensar que todos los alimentos contienen agua, pero especialmente los alimentos líquidos, las frutas y los vegetales. La mejor manera de disminuir el consumo de líquidos es reducir la sal, dada la sed que produce; no solo la contenida en el salero, sino la que de por sí acompaña a algunos alimentos con alto contenido en sal. Ayuda también beber en tazas o vasos más pequeños.

Potasio y Fósforo: es importante seguir los consejos médicos para evitar su acumulación, lo que pasa por evitar cacaos, chocolates y frutos secos, y reducir la ingesta de lácteos, legumbres, pescado azul, frutas y verduras.

Hábitos tóxicos

Si en general el tabaco y el alcohol inciden de forma muy negativa sobre la salud, aún lo hacen más en pacientes con Enfermedad Renal Crónica avanzada. Se debe evitar el tabaco e intentar no consumir más alcohol que vino o cerveza, y en cantidad equivalente a no más de una copa diaria.

Equilibrio psicológico:

Entendido como el estado de bienestar emocional necesario para mantener y desarrollar las capacidades cognitivas, las relaciones sociales y el afrontamiento de los problemas. Cuando este bienestar no se consigue es más probable la aparición de estrés, cansancio, irascibilidad y ansiedad. La actividad social y el mantenimiento de las relaciones es fundamental para la salud física y psicológica de las personas.

Autor:  Gorka Garcia Erauskin (Jefe Clinico de el area de Nefrologia Cronicos del Hospital Universitario de Cruces)

RECETAS V SUKALDE SESSION “MASTER CHEF RENAL FOOD”

Como lo prometido es deuda, aqui esta la entrega de las recetas,esperamos que os sean de utilidad en estas fiestas.

 

 

MENÚ

Risotto de pavo.

Pescado en Hojaldre

Pudin con frutas

 

RISOTTO DE PAVO

INGREDIENTES: 4 raciones

  • 50 g de cebolla.
  • 50 g de puerro.
  • 50 g de zanahoria.
  • 250 g de arroz.
  • ¾ de litro de caldo de ave (no utilizar caldos industriales)
  • 200 g de pechuga de pavo.
  • 1 dl de nata líquida.
  • 10 g de queso parmesano rallado.

PREPARACIÓN:

  • Lavar y cortar los vegetales en dados pequeños. Poner en remojo, en agua fría, durante 4 horas (cambiar el agua al menos 2 ó 3 veces).
  • Limpiar y quitar la grasa y la piel a la pechuga. Cortar en dados pequeños. Reservar.

ELABORACIÓN:

  • Caldo de pollo: ponemos a cocer en 2 litros de agua con dos carcasas de pollo y un ramillete de hierbas aromáticas (laurel, una hoja de tomillo y dos ramitas de perejil), durante una hora a fuego suave. Sacamos las carcasas de pollo y colamos.
  • En una cacerola baja echamos el aceite, dejamos que se temple, ponemos los vegetales y los salteamos un poco. Incorporamos los dados de pavo, rehogamos unos minutos, añadimos el arroz y movemos suavemente para que se impregne de grasa y de humedad. Vamos añadiendo el caldo caliente, poco a poco, según veamos que lo absorbe el arroz. Dejamos cocer 18 minutos (nosotros 20 minutos), moviendo de forma suave y continua. Agregamos la nata y mezclamos bien; dar un pequeño hervor de 2-3 minutos. Espolvoreamos con el queso rallado y servimos de inmediato.

VALORACIÓN NUTRICIONAL

VALOR NUTRICIONAL POR COMENSAL
Kcal 355,00
Proteínas (g) 21,11
Lípidos (g) 7,52
HC (g) 50,70
Potasio (mg) 319,07
Fósforo (mg) 195,05
Calcio (mg) 81,01
Sodio (mg) 125,04

 

 

SABIAS QUE…

Hemos aplicado la técnica del troceado y el remojo de los vegetales para la eliminación, principalmente, de potasio.

Los risottos son elaboraciones que se deben consumir nada más cocinarlos.

Se puede hacer con otro tipo de carnes o pescados, pero debemos saber que cambiará la  ficha nutricional.

PESCADO EN HOJALDRE

INGREDIENTES: 4 raciones

  • 400 g de gallo limpio (filetes).
  • 250 g de hojaldre congelado.
  • 100 g de puerro.
  • 100 g de zanahoria.
  • 100 g de calabacín.
  • ½ dl de aceite de oliva.
  • Pimienta blanca molida y perifollo.
  • 1 huevo.

PREPARACIÓN:

  • Lavar y cortar los vegetales en dados pequeños. Poner en remojo, en agua fría, durante 4 horas (cambiar el agua al menos 2 ó 3 veces).

ELABORACIÓN:

  • En una sartén ponemos el aceite a calentar, echamos los vegetales y dejamos, a fuego lento, que ablanden y pierdan humedad durante 15 min. Añadimos el perifollo y la pimienta blanca. Reservamos.
  • Formar los pasteles: con ayuda de un rodillo laminamos el hojaldre, cortamos ocho rectángulos (cuatro nos sirven de base y el resto para la tapa), colocamos sobre las bases un poco de los vegetales rehogados, y encima ponemos el pescado con un poco de pimienta y un poquito más de verdura. Pintamos el borde con huevo batido. Tapamos con el otro rectángulo, previamente pinchando un poco con un tenedor. Pegamos bien los bordes para evitar que se abra el pastel. Pintamos con huevo.
  • Cocemos el pastel a horno fuerte durante 15 min. Servimos de inmediato. (nosotros a 180ºC durante 20 minutos / 200ºC durante 15 minutos).

VALORACIÓN NUTRICIONAL

VALOR NUTRICIONAL POR COMENSAL
Kcal 240,71
Proteínas (g) 21,17
Lípidos (g) 15,89
HC (g) 3,24
Potasio (mg) 493,31
Fósforo (mg) 301,05
Calcio (mg) 53,72
Sodio (mg) 162,86

SABIAS QUE…

Podemos utilizar otros pescados: lubina, dorada o merluza. Se pueden emplear pescados congelados, pero deben estar sin humedad para evitar que el hojaldre se humedezca.

Si tenemos la precaución de no excedernos en la humedad, podemos tener preparado el pastel con anterioridad, a falta de hornearlo.

Podemos acompañar de una salsa hecha con caldo de pescado.

Hemos aplicado la técnica del troceado y el remojo de los vegetales para la eliminación, principalmente, de potasio.

PUDIN CON FRUTAS

INGREDIENTES: 4 raciones

 Para la crema de flan:

  • ½ l de leche semidesnatada.
  • Un poco de piel de limón.
  • ¼ de ramita de canela.
  • ¼ l de agua.
  • 150 g de azúcar.
  • 3 claras.
  • 1 yema.

Relleno del pudín:

  • 100 g de bizcocho.
  • 75 g de frutas confitadas.
  • 3 cucharadas de ron.
  • Un poco de canela en rama.
  • Un poco de piel de limón.

Para el caramelo:

  • 100 g de azúcar.
  • Gotas de zumo de limón.
  • 2 cucharadas de agua.

PREPARACIÓN:

  • Pesar y medir todos los ingredientes.
  • Poner a hervir la leche con la canela en rama y la piel de limón. Dejar que se aromatice bien. Reservar.
  • Poner a cocer el agua con el azúcar y dar un buen hervor.
  • Cortar la fruta en pequeños dados, colocar en un bol y echar el licor. Dejar macerar 20 min aprox.
  • Cortar el bizcocho en pequeños dados.

ELABORACIÓN:

  • Mezclar y batir: Añadir a un bol, las yemas, las claras y el azúcar. Batir todo
  • Preparar la mezcla: Añadir la leche ya hervida y aromatizada al bol con el huevo y el azúcar.
  • Juntamos el almíbar con la yema y las claras y, sobre esta mezcla, echamos la leche recién hervida. Removemos y colamos.
  • Preparar el molde: colocamos el bizcocho y la fruta. Rellenamos el molde con la crema.
  • Cocer el pudín: rellenamos los moldes previamente caramelizados. Cocemos al baño maría en el horno a 160 – 175ºC durante 40 min aprox (nosotros 160ºC durante 50 minutos). Comprobamos el punto de cocción introduciendo una aguja en el centro, y si al sacarla no tiene restos de humedad es que ya están cocidos.
  • Presentación: desmoldar cuando esté frío. Podemos acompañar con una pequeña cantidad de nata montada.

VALORACIÓN NUTRICIONAL

VALOR NUTRICIONAL POR COMENSAL
Kcal 337,82
Proteínas (g) 6,01
Lípidos (g) 5,95
HC (g) 60,66
Potasio (mg) 190,96
Fósforo (mg) 106,55
Calcio (mg) 106,14
Sodio (mg) 75,71

SABIAS QUE…

Hemos utilizado menos cantidad de leche y yemas que en la receta tradicional, para reducir el aporte de fósforo.

Este postre se puede hacer con otras frutas que tengan menos azúcar, e incluso frutas fresca, como manzana y pera. Puedes decorar con frutas del bosque, como el arándano, que tiene poca cantidad de potasio.

FELICES FIESTAS Y QUE EN EL 2019 SE CUMPLAN TODOS VUESTROS DESEOS.

V SUKALDE SESSION “MASTER CHEF RENAL FOOD”

El pasado 8 de noviembre se realizó en el Hospital Universitario Cruces la V sesión de cocina para pacientes con enfermedad renal crónica con la colaboración del personal del Servicio de Cocina.

Tras ediciones anteriores en las que elaboramos varios menús, y la del año pasado que se realizó un “pintxo-pote”, esta ocasión  tuvo como novedad la realización de un concurso “Master Chef” entre los participantes.

Previamente, el miércoles 31 de octubre, se impartió una “Master Class” en la que se explicaron los platos a elaborar, las técnicas que se iban a utilizar y la organización de los grupos.

Se dividieron a los participantes en tres grupos, cada uno de ellos debía elaborar una receta diferente. En este caso el menú que se propuso constaba de un primero, Risotto de pavo, un segundo Pescado en hojaldre y el postre, Pudin con frutas.

Tras la acogida de Juan Antonio (Jefe del Servicio de Cocina), Manolo y Adolfo, los participantes se dispusieron manos a la obra cada uno en su respectivo grupo.

Poco a poco, con la ayuda de ellos, fueron realizando las elaboraciones y cada participante adoptando un rol en su grupo.

Fue una experiencia grata y divertida para todos los participantes en la que además reforzaron sus conocimientos sobre la nutrición en la enfermedad renal.

Próximamente haremos otra entrada en el Blog con la recetas de los tres platos para que las podáis elaborar en vuestras casas.


 Participantes de la “Master Chef Renal Food” elaborando sus platos.

 

EL FOSFORO

Controlar el fósforo mejora la calidad de vida de las personas que sufren insuficiencia renal

 

Ver las imágenes de origen

 

Un grupo de investigación de la Universidad de Córdoba, el IMIBIC y el Hospital Universitario Reina Sofía relaciona la normalización del fósforo en sangre con el descenso de una hormona dañina para el corazón.

La hormona FGF23 (Factor de crecimiento fibroblástico 23) se origina en el hueso y es la encargada de comunicar al riñón que debe eliminar el exceso de fósforo que dicho hueso está detectando. Sin embargo, en las personas con insuficiencia renal, el riñón deja de funcionar y no obedece a la FGF23, produciéndose un exceso de la hormona (FGF23) en sangre. Esto se debe a que el hueso no detecta el no funcionamiento del riñón y sigue produciendo FGF23.

El aumento de FGF23 en sangre puede aumentar el riesgo de mortalidad en personas con insuficiencia renal.

La acumulación de FGF23 en sangre provoca efectos indeseables en otros órganos, por ejemplo, la hipertrofia. Esto se debe a un agrandamiento del corazón debido a que la alta cantidad de esta hormona afecta al sistema cardiovascular, pudiendo, incluso, aumentar el riesgo de mortalidad.

Por todo ello, un grupo de investigación integrado por personal del Departamento de Medicina de la Universidad de Córdoba, los grupos GC13 y GC07 de Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) y la Unidad de Nefrología del Hospital Universitario Reina Sofía, se centra en cómo conseguir que los niveles de FGF23 desciendan.

En este sentido, se ha llevado a cabo un estudio clínico en el que 21 pacientes en tratamiento de diálisis redujeron los altos niveles de la hormona FGF23, al introducir en su día a día una dieta reducida en fósforo y una medicación basada en captadores de fósforo, que evitan que este sea absorbido en el cuerpo.

iFGF23 Y c-FGF223

Además de los avances anteriormente expuestos, tras la investigación, dirigida por el investigador Cristian Rodelo Haad  y en la que participan los catedráticos de Medicina de la UCo Mariano Rodríguez y Alejandro Martín-Malo, se diferenció la hormona FGF23 en dos partes: FGF23 intacta (iFGF23) y FGF23 c terminal (c-FGF23).

En esta investigación, que incluye a 150 enfermos, se considera por un lado a la hormona completa (intacta) y por otro a las partes resultantes de una fragmentación (c-terminal), ya que la cantidad final de estas dependerá de factores específicos.

Si bien el fósforo es el responsable de más del 60% de los valores de la molécula en ambos casos, para la hormona intacta sus determinantes son el fósforo y el calcio en sangre, mientras que para la c-terminal el tiempo que el paciente ha permanecido en diálisis y la inflamación, son factores que aumentan su concentración.

Ahora solo queda estudiar cómo a largo plazo, esta reducción de fósforo aumenta la esperanza de vida en pacientes con insuficiencia renal.

http://alcer.org/federacionalcer/