EL TEMIDO PRURITO

 




“Este picor… no me deja vivir”


Ver las imágenes de origenEs probable que en alguna ocasión haya escuchado esta expresión, y si además es de las personas diagnosticadas con una enfermedad renal crónica, probablemente haya sufrido en su propia piel las consecuencias del temido e incesante picor, eso que los profesionales denominamos Prurito” , y que puede llegar a condicionar la propia vida.

La piel es el órgano más grande del cuerpo: protege al organismo, le ayuda a mantener la temperatura correcta y nos permite tener el sentido del tacto.

El prurito o picor es una sensación desagradable que produce el deseo de rascarse. Es un síntoma común que puede estar relacionado con diferentes procesos y llegar a ser preocupante ya que además de causar molestias, pone en peligro la eficacia de la piel como barrera de protección.
Resultado de imagen de pielEl prurito puede ser considerado como una forma de dolor. La sensación del picor es transmitida por los mismos nervios por los que viajan los estímulos dolorosos . Tras la percepción del picor, sigue la respuesta del rascado con la que se consigue un alivio que puede durar entre 15 y 25 minutos.  Sin embargo, el rascado puede aumentar la sensación de prurito, creando un círculo vicioso: “picor-rascado-picor”.

Las personas con enfermedad renal crónica, a  menudo se quejan de sequedad de piel, picor, comezón, o desazón. Aunque estos problemas cutáneos no son potencialmente mortales, sí que pueden resultar muy incómodos y molestos pudiendo afectar a la calidad de vida de la persona que los padece.

En la enfermedad renal crónica, el prurito urémico es uno de los síntomas más frecuentes. Cuando el paciente comienza a recibir tratamiento de hemodiálisis puede empeorar por las sustancias de desecho del torrente sanguíneo que las membranas de los dializadores no pueden eliminar de la sangre.

Sin embargo, el origen exacto del picor que padecen los pacientes de diálisis no está siempre claro. El problema también puede estar asociado con niveles altos de la hormona paratiroidea (PTH), o una alta concentración de fósforo en sangre. Por otra parte, el calcio que se libera de los huesos puede depositarse en los vasos sanguíneos, las articulaciones y la piel, lo cual podría provocar el picor. El déficit de hierro, la inflamación generalizada,  las lesiones cutáneas o las reacciones alérgicas, son procesos comunes a otras patologías que también pueden estar relacionados. Lo cierto es que no se ha encontrado una única causa, ni una solución eficaz que funcione para todos.

Resultado de imagen de piel seca picores
El prurito es un síntoma, no una enfermedad, pero no por ello menos importante. Hay que tenerlo en cuenta como un problema serio, que incluso puede provocar situaciones de irritabilidad, ansiedad, insomnio, estrés… condicionando en parte nuestras relaciones sociales, laborales y familiares.

Para que el profesional que nos atiende pueda realizar una valoración adecuada del prurito, es importante que reciba toda la información posible acerca de:

  • Localización, comienzo, duración e intensidad de los picores.
  • Tratamiento medicamentoso habitual.
  • Uso de fármacos de forma puntual o de reciente incorporación (antibióticos, analgésicos, otros).
  • Tratamientos llamados naturales, infusiones, cremas, homeopáticos…
  • Presencia de infecciones.
  • Estado nutricional y emocional del paciente.
  • Factores ambientales (temperatura, humedad)
  • Factores físicos (prendas constrictivas o ajustadas)
  • En pacientes en hemodiálisis:
    • Tipo y composición de membrana del dializador
    • Composición de las ramas.
    • Uso de soluciones de cebado y heparina sódica.
  • Exámenes de laboratorio: bioquímica con iones y hematología
  • Examen físico:
    • Estado de la piel: textura, color, temperatura, hidratación.
    • Presencia de lesiones: aspecto, tamaño y localización, (eritema, sequedad, escoriaciones).

Una vez hecha la valoración del prurito, el profesional nos ofrecerá algunos consejos para el tratamiento y autocuidado con objeto de reducir las posibles causas de picor y aliviar sus síntomas.

  • Manos de mujer aplicando crema para manosSe recomienda la ducha diaria de agua templada, evitando los baños con agua caliente.
  • Si decide darse un baño, añadir bicarbonato sódico o avena al agua, puede aliviar el picor.
  • Hidrate diariamente la piel, para prevenir la sequedad cutánea.
  • Trate de utilizar ropa de algodón o de tejidos naturales.
  • Evite los detergentes fuertes, suavizantes y lociones, que pueden provocar reacciones alérgicas y agravar los síntomas.
  • Córtese las uñas a menudo para evitar rascarse y provocarse heridas en la piel, lo cual podría causarle infecciones.
  • La prevención de caídas o lesiones cutáneas, ayuda a evitar abrasiones que puedan agravar esta dolencia.

No siempre un buen cuidado de la piel nos asegura que el prurito no se manifieste, en ocasiones el médico reforzará estas medidas con otro tipo de tratamientos.

Los aglutinantes de fosfato son medicamentos que actúan como esponjas para absorber, o aglutinar, el fósforo mientras está en el estómago. Garantizar una baja ingesta de fósforo y asegurarse de tomar adecuadamente los quelantes de fósforo puede ser de gran ayuda.

Algunas personas han encontrado un gran alivio después de que se les quitaron las glándulas paratiroideas. Las cuatro glándulas paratiroideas se encuentran en la superficie externa de la glándula tiroidea, ubicada en la tráquea en la base del cuello, justo encima de la clavícula. Las glándulas paratiroideas ayudan a controlar los niveles de calcio y fósforo en la sangre.

Otras personas encuentran alivio después de la exposición a los rayos ultravioleta, y hay quienes mejoran con inyecciones de EPO.
Algunos fármacos antihistamínicos y/o lociones o cremas por vía tópica, también pueden aliviar o minimizar los síntomas.

Ver las imágenes de origenSin duda los agentes causantes del picor, del “temido prurito” son múltiples y variables, así como las diferentes opciones de prevención y tratamiento,   pero lo cierto es que… por lo general,… “no por mucho rascar…el picor se va a quitar”.


FUENTE: Portales médicos.com
Prurito del paciente en hemodiálisis.

NOS VAMOS DE VACACIONES

Ya están aquí las tan esperadas y merecidas vacaciones, y con ellas los planes para hacer algún viaje o excursión, ir a la playa, al monte, al pueblo… o disfrutar de la ciudad y poder descansar.

Durante el mes de agosto el equipo de “Nefrocruces” estaremos ausentes.

No haremos publicaciones ni responderemos a los comentarios. Pero antes de irnos, queremos ofrecerles una serie de recomendaciones para que puedan disfrutar de todos sus planes.


Resultado de imagen de equipaje

ANTES DE VIAJAR

Lo primero que tiene que tener presente es que viaja con su enfermedad renal. Esto no es ni bueno ni malo, es sólo una condición que no puede olvidar, lo mismo que no olvida las gafas si tiene dificultad para ver. Sea cual sea el estadío de su enfermedad renal, debe saber que es su compañera de viaje y tendrá que cuidarla y cuidarse si quiere disfrutar de las vacaciones.

¡ SE PUEDE VIAJAR

CON UNA ENFERMEDAD RENAL!

 

Algunos consejos antes de salir de casa:

  • Prepare una copia del informe médico que contenga datos sobre su enfermedad renal, diagnósticos previos, últimos análisis, así como de su tratamiento actualizado. Incluya los datos de contacto de su centro sanitario y su médico. También es necesario llevar un informe del médico certificando la necesidad de algunos medicamentos u otros materiales sanitarios (Ej. jeringuillas…).
  • Si su terapia es la hemodiálisis, deberá gestionar su tratamiento en el centro de destino. La Asociación ALCER le ayudará en los trámites. Gestión de plazas de hemodiálisis.
  • En el tratamiento con diálisis peritoneal, podrá desplazarse a distancias relativamente cortas  portando el material necesario para realizar sus recambios. Asegúrese de que dispondrá de un lugar adecuado para el tratamiento y contacte con su proveedor para el suministro de materiales en su destino de vacaciones.
  • No olvide llevar consigo toda su medicación. Si viaja en avión llévela en el equipaje de mano, evitará disgustos si se extravía el equipaje. Lleve también medicación en el equipaje facturado, mejor que le sobre a quedarse escaso, pueden surgir imprevistos.
  • Lleve siempre la Tarjeta Sanitaria e infórmese del teléfono de urgencias de la zona a la que se desplaza así como del Centro Sanitario más cercano. En caso de necesidad los tendrá a mano.Ver las imágenes de origen
  • Si va a viajar al extranjero, además deberá solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea para países del espacio económico europeo, o el equivalente del país de destino.
  • Si quiere viajar a zonas donde se recomiendan vacunas, consulte primero  con su nefrólogo.
  • Evite las horas punta y los riesgos innecesarios. En caso de accidente llame al 112, no actúe de forma individual y espere a los servicios sanitarios.
  • Es recomendable llevar un pequeño botiquín en el que además de gasas, vendas, tiritas y una solución desinfectante, incluya algún analgésico para el dolor y cremas de protección solar.
  • Se recomienda un Seguro general de viajes: más información en las Direcciones Provinciales del Instituto Nacional de la Seguridad Social.
  • Mantenga la dieta indicada por su médico y unos hábitos de vida saludables.

 

CUIDADO CON EL SOL

 

dibujoswiki.comEn verano los cuidados de la piel deben intensificarse.

El sol favorece la formación de vitamina D en nuestra piel, aumenta la absorción del calcio en los huesos y previene la osteoporosis.

Pero hay que tener en cuenta que , en exceso, además de quemarnos, tiene efectos perjudiciales como el envejecimiento prematuro, la formación de  arrugas e incluso el cáncer de piel.

Para prevenir los efectos nocivos es necesario seguir algunos consejos:

  • Tome el sol de forma gradual, evitando la exposición directa entre las 12 del mediodía y las 5 de la tarde. Pasee en lugar de tumbarse al sol.
  • Cuando no pueda estar a la sombra, cubra su cabeza con un sombrero y use gafas de sol.
  • Utilice una crema de protección adecuada a su tipo de piel. Téngala siempre a mano en el coche, el bolso o la mochila…
  • ¡Cuidado con los días nublados! Tome las mismas precauciones que un día de sol. Son los rayos UV y no las altas temperaturas los que causan el daño en la piel y las nubes no bloquean los rayos UV.
  • Algunos medicamentos denominados fotosensibles pueden provocar reacciones adversas sobre la piel como consecuencia de la exposición a la luz o al sol.

Nuestra piel es una y para toda la vida

 

CUIDADO CON LOS LÍQUIDOS

Las necesidades de líquidos aumentan en verano, así como la sensación de sed. En la enfermedad renal, los riñones encargados de mantener el balance hídrico en el organismo, están dañados, por lo que deberá tener en cuenta algunos consejos:

Botella, Agua Mineral, Botella De Agua, Agua Potable

Consejos para controlar la ingesta de líquidos, y seguir  las recomendaciones de su nefrólogo.

  • La cantidad de líquido que puede tomar va a depender siempre de la capacidad que su riñón conserve para eliminar orina. Como referencia puede tomar al día tanto líquido  como orine en 24 horas más 500 cc. Si orina 250 cc al día, no podrá beber más de 750cc (250cc+500cc).
  • Es muy importante que entre una sesión de diálisis  y otra no tenga un sobrepeso superior a 1,5 – 2 kg.
  • Llene una botella con la cantidad que pueda tomar al día y sírvase sólo  de esa  botella.
  • Tenga en cuenta que los yogures, sopas, purés, cremas… están compuestos en su mayoría por agua.
  • Si tiene restricción de líquidos:
    • Beba en un vaso pequeño.
    • Manténgase activo y/o distraído para evitar pensar mucho en la sed.
    • Reduzca la ingesta de comidas saladas, estas aumentarán la sensación de sed.
    • Controle y vigile su peso, le ayudará a detectar un posible aumento por  retención de líquidos.
    • Observe la aparición de edemas (hinchazón de piernas, parpados), o dificultad para respirar, puede ser indicativo de un exceso de líquidos en el organismo.
    • Vigile su tensión arterial, un aumento de la misma puede ser debido a una sobrecarga por exceso de liquido .

CUIDADO CON LOS BAÑOS

Por norma general, en agua dulce de zonas pantanosas, o estancadas, hay que evitar lavarse y bañarse. Estas aguas pueden estar contaminadas y  ser una vía de transmisión de infecciones de ojos, oídos e intestinales. Sólo son seguras las piscinas con agua clorada. El agua de mar no implica, en principio, riesgos de enfermedades transmisibles. Sin embargo, antes del baño,  es recomendable que se informe si está permitido y no supone un peligro para la salud. Tenga precaución con las picaduras de medusa, ya que pueden  provocar fuertes dolores e irritaciones de la piel.

Si es portador de un catéter de diálisis peritoneal, recuerde lo siguiente:

Cateter peritoneal
Catéter Peritoneal
  • El lugar de salida del catéter debe estar completamente cicatrizado antes de nadar.
  • Proteja el orificio y el catéter  con un apósito impermeable.
  • Inmediatamente después de nadar, colóquese ropa seca y realice el procedimiento de cuidado del lugar de salida del catéter.
  • Nunca nade en un lago, estanque, río o piscina sin cloro. No utilice jacuzzis. Todos esos lugares contienen gérmenes que pueden causar infecciones.

Si es portador de un catéter de hemodiálisis, temporal o permanente (Hickman), recuerde:

hickman
Catéter Hemodiálisis
  • Mantenga una higiene personal escrupulosa para evitar posibles infecciones.
  • Puede ducharse con precaución, manteniendo la zona de implantación y el catéter  protegidos con un apósito impermeable.
  • Es conveniente que la ducha sea rápida y no incluya el lavado de  cabeza, ésta se lavará aparte.
  • Mantenga siempre tapado el orificio de inserción del  catéter.
  • Absténgase por tanto de bañarse, ya que existe riesgo de entrada de gérmenes en la vía venosa.
  • Puede pasear por la orilla y refrescarse pero no sumergirse en el agua.

CUIDADO CON EL AGUA Y CONTAMINACIÓN DE ALIMENTOS

Higiene de alimentos

El agua es un importante transmisor de enfermedades infecciosas, y las elevadas temperaturas de la época estival favorecen la contaminación de los alimentos. La denominada “diarrea del viajero” es el problema sanitario más común con el que se encuentra el viajero y puede afectar hasta al 80% de los mismos.

En caso de padecer enfermedades crónicas con múltiples patologías asociadas o tomar medicamentos inmunosupresores, como en el trasplante renal, las probabilidades de contraer infecciones aumentan.

Como norma general se recomienda:

  • No admitir cubitos de hielo en las bebidas ya que pueden estar preparados con aguas contaminadas.
  • Ofrecen mayor garantía y seguridad las bebidas embotelladas y las calientes, por la temperatura a la que se someten.
  • Hervir el agua para beber si se duda de la seguridad, si no se puede hervir, se podría utilizar un filtro o un desinfectante.
  • Evitar los alimentos que se hayan mantenido a temperatura ambiente durante varias horas. (Ej. comida en los buffets no cubierta, comida de la calle o de vendedores ambulantes).
  • Evitar los alimentos crudos o poco cocinados.
  • La fruta y vegetales, mejor pelados o sin cáscara, evite frutas con piel dañada.
  • Comer sólo alimentos que hayan sido cocinados totalmente (a más de 60ºC generalmente son seguros)  y todavía estén calientes.
  • Evitar los alimentos que contengan huevos crudos o poco cocinados.
  • Evitar los helados de cualquier tipo.
  • Si va de excursión lleve una nevera para conservar los alimentos refrigerados, evitará intoxicaciones e infecciones alimentarias.
  • Evitar lavarse los dientes con agua que no sea segura.
  • En los países donde el pescado y el marisco puede contener biotoxinas , se debe solicitar consejo local.
  • Hervir la leche que no esté pasteurizada(cruda)antes de tomarla.
  • Lavarse las manos con agua y jabón antes de preparar o consumir alimentos.

A LA VUELTA DE VACACIONES

interviajeros.com

Les animamos a que salgan de su entorno y disfruten de unos días de vacaciones, una salida de fin de semana, un día de excursión, un paseo…..Deseamos que tengan una buena experiencia y que a la vuelta compartan sus experiencias con todos nosotros.

sonrisa 2

¿Dónde ha ido?,

¿cómo lo ha planificado?,

¿cuáles han sido las dificultades?,

¿qué consejos puede dar a otras personas en una situación similar?….

 

¡¡ BUEN VIAJE !!


LES ESPERAMOS A LA VUELTA

 


Documentación basada en fuentes del Servicio Vasco de Salud- Osakidetza, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y Asociación de enfermos renales ALCER.

HABITOS DE VIDA SALUDABLES EN PERSONAS EN HEMODIALISIS

Se constata que el estilo de vida, bajo un enfoque socioeducativo, no se limita a una conducta exterior, el estilo de vida lleva implícitamente una forma de conocer, de aprender, de adueñarse del conocimiento y, en último término, de la realidad aparente. Es parte del concepto holístico de salud, que contempla al individuo en su totalidad y en su entorno global, acentuando tanto la dimensión física, como la psicológica y espiritual.
En resumen, desde los modelos psicosociales se puede defnir el estilo de vida saludable como un conjunto de patrones conductuales o hábitos que guardan una estrecha relación con la salud. Por patrones conductuales se entienden formas recurrentes de comportamiento que se ejecutan de manera estructurada y que se pueden asumir como hábitos cuando forman el modo habitual de responder a diferentes situaciones. Estos hábitos se aprenden a lo largo del proceso de socialización del individuo y una vez adquiridos son difíciles de modifcar (Rodriguez-Marin Garcia ,1995)

 

HÁBITOS DE VIDA SALUDABLES EN PERSONAS EN TRATAMIENTO DE HEMODIÁLISIS

La Enfermedad Renal Crónica (ERC) supone un serio menoscabo funcional en el paciente que la padece, mayor cuando más avanzado es el grado de la misma. Por padecer una Enfermedad Renal Crónica avanzada, actualmente en España más de 20.000 personas recibe tratamiento mediante Hemodiálisis, y un porcentaje alto de estos pacientes supera los 65 años de edad. La ERC se asocia además con frecuencia a otras patologías como la diabetes, la hipertensión, la dislipemia o la obesidad y produce complicaciones como desnutrición, anemia, inflamación general y enfermedad ósea. Todo ello incrementa el envejecimiento del aparato cardio-circulatorio y la arterioesclerosis, patologías responsables de la mayoría de las muertes en nuestra sociedad, y reduce en gran medida la calidad de vida.

Por este resulta de enorme importancia que los enfermos en hemodiálisis se conciencien sobre la necesidad de seguir unas medidas higiénico-dietéticas adecuadas para reducir su riesgo cardiovascular, retrasar todo lo posible al aparición de complicaciones, y mejorar su calidad de vida en todos sus planos: físico, psicológico y social.

Pero, además, incluso en pacientes con Enfermedad Renal Crónica avanzada se debe aspirar a tener el grado más alto posible de salud, entendida como bienestar físico, mental y social, lo que supone que, al margen de la situación de una enfermedad, la salud requiere un estilo de vida saludable del que forman parte la alimentación, el ejercicio físico, la prevención de las enfermedades, e incluso la relación con el medio ambiente y la actividad social.

COMO PODEMOS CONSEGUIRLO

 

Actividad física y entrenamiento

El problema añadido en pacientes en hemodiálisis es que en ellos la malnutrición energético-proteica produce disminución de la fuerza muscular y la capacidad funcional, por lo que la capacidad de desarrollar actividad física se reduce en gran medida. Por eso la falta de actividad física es un problema frecuente en ellos. Pero, sin duda, el ejercicio físico regular no sólo es importante para mejorar la función cardiovascular, sino que puede reducir la tensión arterial, mejorar la fuerza muscular y la capacidad funcional, e incluso influir positivamente en el plano emocional, ya que ayuda a reducir los niveles de estrés, depresión y la ansiedad, a dormir mejor, y a mejorar la autoestima.

Se recomienda ejercicio de más de 30 minutos de duración, 3 veces por semana al menos (a diario si es posible). Lo ideal es que se combinen ejercicios aeróbicos (cinta ergométrica o bicicleta estática) con otros de resistencia (entrenamiento con pesas) e incluir ejercicios de coordinación y flexibilidad. Sin embargo, debemos pensar que cualquier tipo de ejercicio físico moderado puede ayudar, y que incluso se mejora al pasear 30 minutos a ritmo vivo o una hora ritmo moderado.

Evitar el exceso de peso corporal

Para lograrlo se debe combinar un descenso moderado de la cantidad de calorías ingeridas con un aumento del gasto de energía mediante el ejercicio físico. En la alimentación se debe intentar evitar en lo posible las comidas con mayor aporte calórico, que son las que incluyen cualquier tipo de grasa líquida o sólida.

Hábitos nutricionales

En la atención clínica de pacientes en diálisis, el cuidado de la nutrición es muy importante. La principal consecuencia de la malnutrición en los pacientes en hemodiálisis será un aumento de la morbilidad y mortalidad. Entre el 30-65% de los pacientes con diálisis mantenida presentarán alteraciones en los parámetros nutricionales y en las medidas antropométricas, pérdida de peso y con marcadores inflamatorios elevados.

Proteinas: Desde las primeras etapas de la ERC, la modificación en la ingesta de calorías, proteínas, sodio y fósforo son muy importantes para retrasar el curso de la enfermedad. En etapas más avanzadas de la misma, antes del comienzo de la diálisis, la reducción de proteínas previene o mejora los síntomas y complicaciones urémicas.

Sin embargo, al iniciar el tratamiento con diálisis se debe aumentar la ingesta de proteínas, pero de una forma controlada para evitar el exceso de aporte de potasio, fósforo y sal, y con ella la retención de líquido.

Líquido: Al reducirse la cantidad de orina que el paciente elimina, el cuerpo puede acumular líquido, que en cantidad excesiva puede dificultar la oxigenación en los pulmones, lo que se considera un complicación potencialmente grave. El aumento de peso entre las sesiones de hemodiálisis se debe casi exclusivamente a agua retenida.

Se debe pensar que todos los alimentos contienen agua, pero especialmente los alimentos líquidos, las frutas y los vegetales. La mejor manera de disminuir el consumo de líquidos es reducir la sal, dada la sed que produce; no solo la contenida en el salero, sino la que de por sí acompaña a algunos alimentos con alto contenido en sal. Ayuda también beber en tazas o vasos más pequeños.

Potasio y Fósforo: es importante seguir los consejos médicos para evitar su acumulación, lo que pasa por evitar cacaos, chocolates y frutos secos, y reducir la ingesta de lácteos, legumbres, pescado azul, frutas y verduras.

Hábitos tóxicos

Si en general el tabaco y el alcohol inciden de forma muy negativa sobre la salud, aún lo hacen más en pacientes con Enfermedad Renal Crónica avanzada. Se debe evitar el tabaco e intentar no consumir más alcohol que vino o cerveza, y en cantidad equivalente a no más de una copa diaria.

Equilibrio psicológico:

Entendido como el estado de bienestar emocional necesario para mantener y desarrollar las capacidades cognitivas, las relaciones sociales y el afrontamiento de los problemas. Cuando este bienestar no se consigue es más probable la aparición de estrés, cansancio, irascibilidad y ansiedad. La actividad social y el mantenimiento de las relaciones es fundamental para la salud física y psicológica de las personas.

Autor:  Gorka Garcia Erauskin (Jefe Clinico de el area de Nefrologia Cronicos del Hospital Universitario de Cruces)

BENEFICIOS DEL EJERCICIO EN HEMODIALISIS



Es indudable que realizar ejercicio de forma regular ayuda tanto a prevenir enfermedades como a  potenciar la salud y la sensación de bienestar de las personas.
La actividad física mejora la flexibilidad y movilidad de las articulaciones, aumentando la fuerza muscular y la densidad ósea.  Además disminuye el riesgo de ser hipertenso y en pacientes que lo son, reduce los valores de la presión arterial. También produce efectos favorables sobre el colesterol, ya que disminuye los niveles en sangre y previene la aparición de diabetes, sobre todo en personas obesas o con antecedentes familiares, ayudando a mantener el peso corporal. Todo ello se traduce en una mayor sensación de bienestar, reduciéndose el nivel de estrés y depresión y aumentando la autoestima.




Realizar ejercicio, es por tanto un hábito de vida saludable no sólo para la población en general, sino también para quienes tienen una enfermedad renal.

Un reciente estudio del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, ha concluido que: “La realización de ejercicio físico en la primera hora de hemodiálisis tiene beneficios fisiológicos y funcionales para los pacientes”.
Dicho estudio, que se ha realizado con 51 pacientes en hemodiálisis, se ha presentado en el XLVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.) y el IX Congreso Iberoamericano de Nefrología.
Un equipo de nueve especialistas, ha estudiado los resultados de un programa de ejercicio físico durante las sesiones de hemodiálisis, durante un periodo de seguimiento de tres meses.
La investigación evidencia una mejora significativa en la capacidad funcional mediante el test de la marcha, un aumento del índice de masa corporal, así como un descenso del colesterol total en sangre. Es por tanto una realidad que “el ejercicio físico tiene un impacto positivo en la calidad de vida y bienestar de los pacientes en hemodiálisis”.

 

Desde nefrocruces valoramos la importancia de realizar ejercicio a diario, por lo tanto animamos a todas las personas con una enfermedad renal a mantenerse activas haciendo aquello que más se ajuste a su capacidad y sus gustos, ya sea caminar, bailar, montar en bicicleta,… deportes en equipo o individuales, ejercicios como el Tai Chi, yoga, pilates, aerobic…

Mantenerse activo le ayudará a sentirse mejor tanto física como emocionalmente.

Incorpore a su tratamiento una o dos dosis de ejercicio al día.

 

FUENTES:

Impacto positivo del ejercicio en la calidad de vida y bienestar de los pacientes en hemodiálisis

Ejercicio físico, hasta en diálisis