INMUNOSUPRESORES: EFECTOS ADVERSOS


NUESTRA COMPAÑERA LA NEFRÓLOGA SOFIA ZARRAGA, EXPERTA EN TRASPLANTE RENAL, HA PUBLICADO EN COLABORACION CON ALCER (FEDERACIÓN NACIONAL)UN ARTICULO MUY INTERESANTE SOBRE “LOS EFECTOS ADVERSOS DE LA MEDICACION INMUNOSUPRESORA EN LAS PERSONAS TRASPLANTADAS”.
He copiado la primera parte del articulo la segunda parte describe los inmunosupresores y las combinaciones empleadas,si os parece interesante ampliar la información, la encontrareis en la revista nº 184 de ALCER.
Muchas gracias por vuestro ínteres en el blog.


EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS FARMACOS INMUNOSUPRESORES

Las personas que reciben un trasplante renal necesitan tomar fármacos inmunosupresores para anular la respuesta inmune del organismo ante un cuerpo extraño. Como todos los fármacos estos medicamentos no están exentos de efectos secundarios que hay que conocer, reconocer y dimensionar. Es importante saber por qué los tomo y de qué me están protegiendo.

Una de las definiciones que más me gusta del bienestar de la persona trasplantada dice lo siguiente:
” La persona trasplantada que se encuentra bien es aquella que al cabo de un año de trasplante tiene una función renal estable, buena tolerancia a la inmunosupresión y una sensación subjetiva de bienestar”.
¿ Por qué tiene que pasar un año?. El primer año de trasplante es el momento de aparición de las posibles complicaciones agudas (rechazo, infecciones y complicaciones quirúrgicas fundamentalmente). También es durante el primer año cuando se emplean mayores dosis de medicación inmunosupresora porque la respuesta inmune es más intensa. Y ese primer año es el tiempo razonable para que la persona se adapte a la nueva situación y la nueva medicación. A priori, no conocemos la capacidad de una persona para necesitar más o menos inmunosupresión. Tenemos algunos datos indirectos pero no marcadores de riesgo de rechazo, o de infección fiables al cien por cien. Necesitamos ese año para ir conociendo a la persona y adecuar la inmunosupresión a su respuesta.

Nuestra intención siempre es

individualizar el tratamiento.

 

De la toma correcta de los fármacos inmunosupresores depende la vida a largo plazo del injerto renal. Cada vez más estudios apoyan que la falta de adherencia a estos fármacos es la causa de lo que se ha venido llamando rechazo crónico. Si una persona trasplantada de riñón no toma la medicación inmunosupresora prescrita, o lo hace de forma irregular, su organismo responde con una inflamación de baja intensidad pero pertinaz. Y esa inflamación resultará en la pérdida del injerto renal en un tiempo variable. Y además penalizará a la persona desde el punto de vista inmunológico, haciendo que encontrar un segundo o tercer riñón, sea más difícil por la presencia de anticuerpos.

Los efectos secundarios no deseados

de los inmunosupresores,

son una de las causas de falta de

cumplimiento de la medicación prescrita.

 

No todos los efectos tienen la misma intensidad e importancia en el desarrollo de la vida cotidiana. Algunos dependerán de niveles y dosis del fármaco y se aliviarán con el ajuste adecuado del mismo. Otros efectos dependen de la idiosincrasia personal y son más difíciles de controlar. En cualquier caso deberá consultar con su nefrólogo y comentarle la presencia de estos síntomas no deseados y la posibilidad de paliarlos

También es importante que sepa de la posibilidad de que los fármacos, infusiones y diversas sustancias interaccionen entre sí, modificando su metabolismo. Por tanto un efecto que antes no había aparecido aparece con la toma de un antibiótico que casualmente aumenta los niveles del fármaco inmunosupresor. Su nefrólogo le indicará las sustancias con las que debe tener precaución.

No es mi intención hacer un listado exhaustivo de los posibles efectos no deseados de los fármacos inmunosupresores sino de los más frecuentes. Desde mi punto de vista, el efecto adverso más dañino es la falta de adherencia a la medicación, cuyo resultado es la pérdida del injerto renal.

FALTA DE ADHERENCIA 1ª PARTE

LA FALTA DE ADHERENCIA AL TRATAMIENTO INMUNOSUPRESOR TIENE CONSECUENCIAS  SEVERAS E IRREVERSIBLES

 

Un famoso nefrólogo tejano ( Dr Kahan) decía hace muchos años que no hay rechazo crónico , que había que llamarlo falta de toma de medicación inmunosupresora. En Estados Unidos la falta de adherencia al tratamiento inmunosupresor es un problema socioeconómico de primer nivel. Hace unos pocos años el presidente Obama ( antes de que se aprobara la ley de Sanidad) propuso en el Congreso que se ampliara el pago de los inmunosupresores, por parte del Medicare ( la Seguridad Social de USA)  a toda la vida de las personas trasplantadas y no solo a los tres primeros años. El capítulo 4º de las Guías Americanas del trasplante renal se titula así: COMO ABARATAR LA INMUNOSUPRESION. La pérdida de injertos por este motivo de falta de cumplimiento tiene como consecuencia el regreso a diálisis en el caso del trasplante renal y la muerte en los trasplantes cardíaco, hepático y pulmonar. Afortunadamente en Europa el sistema contempla el pago de la inmunosupresión por parte de los sistemas nacionales de salud ( de distintas maneras en cada país). Pero a pesar de esto sigue habiendo falta de adherencia al tratamiento o si queréis falta de concordancia entre lo prescrito y lo que se toma.

Estudiando las personas trasplantadas en el Hospital Universitario de Cruces hemos detectado 40 casos de pérdida de injerto por toma incorrecta e incompleta de la medicación: 27 varones y 13 mujeres, con una edad media de 32,5 años ( con un rango de 19 a 68 años). El tiempo que llevaban trasplantados era de promedio 6 años ( con un mínimo de 50 días y un máximo de 19 años). Solamente una persona no había recibido diálisis antes del trasplante ( se hizo el trasplante en la edad pediátrica)

Los perfiles de falta de toma de medicación son variados. Está el olvido esporádico, el no tan esporádico y el abandono total de una o varias pastillas de forma brusca.

¿POR QUE SUCEDE ESTO?   Vaya por delante manifestar que seguir un tratamiento crónico que sabemos que debe durar toda la vida es difícil y hay variadas razones para la falta de adherencia:

  • Los efectos adversos, que pueden ser serios que limitan nuestra vida o cosméticos porque nos sale acné y nos vemos muy feos. Se sospecha que la cantidad de personas ( sobre todo jóvenes y adolescentes) que abandonan o espacian el intervalo de toma de prednisona es muy alto
  • La sensación de que no pasa nada por dejar de tomar algún día el medicamento ( es verdad que muchas veces no pasa pero cuando pasa el resultado es catastrófico). Esto También es más frecuente en adolescentes y jóvenes que dejan de estar tan controlados por sus padres
  • La cantidad de pastillas que se tiene que tomar. Hace unos años en un estudio realizado con la colaboración de ALCER España la media de comprimidos era 11 al día.
  • La falta de priorización por parte de los profesionales . No es lo mismo dejar de tomar un inmunosupresor que la vitamina D. Pienso que hay que difenciar el rango de la importancia de una medicación en la hoja de tratamiento y escenificarla en la consulta.
  • La falta de empatía de los profesionales frente a las quejas de los diferentes efectos adversos.
  • Los diversos momentos de la vida de una persona influyen en la percepción que tenga a la hora de priorizar la toma de la medicación. Los momentos de depresión o ansiedad pueden llevar al abandono del tratamiento

¿ Qué consecuencias tiene el abandono de la medicación inmunosupresora?. La respuesta es fácil : La pérdida del injerto por fenómenos inmunológicos agudos y crónicos que se producen en nuestro organismo y se controlan con los medicamentos. La persona puede quedar hiperinmunizada con lo que buscar un segundo o tercer riñón será más difícil. Esos segundos injertos tiene menos supervivencia. Además hemos empleado un lecho quirúrgico y si ha habido complicaciones urológicas hemos podido emplear parte de las vías urinarias propias en repararlo. Junto al impacto físico y emocional que tiene el regreso a diálisis la falta de adherencia tiene un coste económico considerable.

¿PODEMOS HACER ALGO?               

 

1-Saber que el problema existe y que es más frecuente de lo que pensamos.

2-Intentar cuantificarlo, bien con preguntas directas, midiendo la variabilidad de los niveles de la medicación inmunosupresora y si vemos que es alta tomar medidas . Si es posible sistematizar su búsqueda .

3-Intensificar el seguimiento. La cita ideal clínica y analítica sería, para jóvenes y adolescentes, al menos cada dos meses y si detectamos algo reforzar los controles ( incluso en momentos puntuales hacerlos cada semana)

4– Informar mucho. Tener tiempo para explicar los tratamientos. En la educación y en la detección de problemas de adherencia es fundamental la Enfermería en su función educadora

5-Tener en cuenta los efectos adversos y la importancia que tienen para dentro de lo posible emplear la combinación más confortable y segura . Los cambios y las pruebas de distintos tratamientos generan mucho tiempo de dedicación para detectar y resolver todos los problemas que surjan.

6-Estar atentos a los cambios vitales. Tanto cambios de etapa ( de la niñez a la adolescencia, de la adolescencia a la juventud) como baches emocionales

 Creo que entre todos podemos conseguir esa concordancia entre lo prescrito y lo tomado para evitar pérdidas de injerto que siempre son dramáticas

Autora  Sofia Zarraga Larrondo (Jefa Clinica del servicio de Nefrologia de el Hospital Universitario de Cruces)

El mejor regalo para esta Navidad: Donación e investigación en trasplantes

EiTB dedica su maratón  de este año 2013

a la donación e investigación en trasplantes.

El objetivo:  recaudar fondos para la investigación de trasplantes de órganos y tejidos, y concienciar en la importancia de la donación.

Los servicios informativos y los diferentes programas de eitb, nos han ofrecido varios reportajes en los que hemos tenido la suerte de ver a compañeros de trabajo hablar sobre el trasplante renal en televisión. Nefrólogos y urólogos que os atienden a a diario en el Hospital Universitario de Cruces , han explicando los procesos tanto de donación de órganos como las diferentes modalidades de trasplante renal: de donante cadáver o de donante vivo y cruzado.

Si ver a tus compañeros de trabajo en la tele hace ilusión, ver a Mateo, Mikel, Aitor,Virginia, Arantxa, a Loli y su marido Ignacio, a Joseba y su hermano Pedro…..y tantos más, es….. EMOCIONANTE.

Como profesionales estamos acostumbrados a veros desde la perspectiva de le enfermedad, ingresados en el hospital o en las consultas. Es gratificante descubriros al otro lado, al de las personas que vuelven a su entorno afrontando el pasado e ilusionados con el futuro. Algunos habéis contado vuestra experiencia y a través de la pantalla os hemos visto llenos de VIDA. Con vuestros testimonios nos habéis ayudado a comprender mejor la importancia de la donación de órganos.

Desde el Blog queremos saludar a todos, a los que convivís con la enfermedad, a familiares y profesionales, a los que han salido en los medios y a los que en silencio están a diario al pie del cañón.  Queremos agradecer a EITB por elegir vuestra causa, que es también la nuestra,  para su maratón de este año.

Y a los donantes….¡¡¡ GRACIAS por REGALAR VIDA !!!

Podéis ver los vídeos de los programas, informativos y reportajes de la campaña en EITB a la carta, os dejamos un enlace (haz click en el logo) para que resulte más fácil localizarlos. 

Algunos de los vídeos y audios que encontrarás, ……hay muchos más:

Mateo, trasplantado de riñón en 2 ocasiones, nos cuenta su experienciaMateo, trasplantado de riñón en 2 ocasiones, nos cuenta su experiencia. Este vecino de Artziniega nos habla de la importancia de la donación de órganos, que le han salvado la vida a él en dos ocasiones.

'La donación de riñón por excelencia es la de padres a hijos'Gorka García Erauskin es médico nefrólogo del Hospital de Cruces. Nos ha hablado de los diferentes tipos de donaciones de riñón, así como de sus peligros y las ventajas de cada uno.

El jefe de nefrología de Cruces Francisco Javier Gainza dice que la donación en vida tiene más ventajas que la donación de fallecidos. Cualquier persona puede ser donante, aunque no hubiese manifestado su voluntad de donar. Aún así, siempre se pregunta a los familiares.

Aitor ha recibido 2 riñones: el de su hermano y el de su mujerA Aitor Aulestia le han hecho 2 trasplantes de riñón. El primer riñón se lo donó su hermano, pero le duró 21 años. La segunda donación se la hizo su mujer Virginia Esteban.

Joseba necesitaba un nuevo riñón, ya que le había fallado el anterior riñón que le trasplantaron. Su hermano Pedro le donó uno de sus riñones. Recomiendan la donación de órganos.

 A Arantza Lazkano le trasplantaron un riñón hace 23 años. Los médicos le dijeron que tenía que mimar a su nuevo riñón, incluso hablarle, para no sufrir ningún rechazo. Sigue mimando su riñón cada día.

Donación cruzada, cuando tu órgano no es compatible con tu familiarDonación cruzada, cuando tu órgano no es compatible con tu familiar. Ignacio quiso donar su riñón a su mujer Dolores, pero no pudo ser, ya que no era compatible. Optaron por el trasplante cruzado: él donaba un riñón a alguien compatible, y su mujer, recibía otro riñón.

Testimonio de un trasplantado de riñón. En el Boulevard de Radio Euskadi escuchamos los testimonios de José Antonio Rioja, trasplantado de riñón hace 31 años, y de Blanca Aguilera, asistenta social de ALCER Alava.

La experiencia de Mertxe y Mikel tras el trasplante renal cruzado

Han pasado ya  algo más de 3 meses desde que se realizó en el Hospital Universitario Cruces el primer Trasplante renal Cruzado. Una pareja de Eibar, Mertxe y Mikel, fueron los protagonistas de una experiencia que ellos califican de “muy positiva”.

Mertxe nos dejó un comentario contándonos lo que para ella había supuesto el trasplante.

Hoy  hemos podido leerlo en prensa y por ello nos parece interesante volver a compartir con todos la experiencia de esta pareja. Os dejamos un enlace ala noticia que ha saldo publicada en el diario vasco y a un pequeño vídeo, porque una imagen…. vale más que mil palabras.

Por nuestra parte, queremos daros las gracias por hacer pública vuestra vivencia en relación al trasplante renal cruzado. Hay muchas personas que no lo conocen en qué consiste, y nadie mejor que una pareja con una experiencia positiva para contarlo. ¡¡Cuidaros!!

«Es emocionante vivir con un riñón de alguien a quien no conozco»

«Es emocionante vivir con un riñón de alguien a quien no conozco»

JUANMA VELASCO.diariovasco.com