Enfermedad Renal leve-moderada

Enfermedad Renal leve -moderada

El objetivoobjetivos_posibles[1] de la nutrición en la fase de Enfermedad Renal leve-moderada consiste en reducir la toxicidad urémica, retrasar la progresión de la enfermedad y prevenir la desnutrición.

Los pacientes renales crónicos con tratamiento conservador  pueden correr riesgo de desnutrición, a medida que disminuye su función renal. Las causas son múltiples y existen indicios claros de que este estado nutricional puede afectar a la evolución y a la tasa de mortalidad después de su comienzo en diálisis.

  • La ingesta de proteínas debe reducirse y al menos un 60% de esta debe de ser de alto valor biológico (huevos, carne…).
  •  Se recomienda que sea una dieta rica en hidratos de carbono.
  • La reducción de la ingesta de sodio puede ayudar al control de la hipertensión arterial así como a la retención de agua (edemas).
  • La elevación de los niveles de fósforo está asociada a la progresión de la enfermedad renal, por ello es necesario el control de la ingesta de este mineral reduciéndola.
  • La absorción intestinal del calcio parece que disminuye durante la progresión de la enfermedad renal. Además las dietas pobres en fosforo a veces también lo son en calcio.
  • A veces son necesarios suplementos de hierro.

Una buena terapia nutricional requiere de una evaluación periódica y de la adecuación de la dieta.

Editado en Diciembre de 2012.
Revisado en Noviembre de 2014

Deja aquí tu comentario. En el apartado "¿Quiénes somos?" encontrarás las normas de etiqueta que te pedimos seguir:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s