Hábitos de vida saludable


Los riñones realizan algunas funciones vitales para mantener la vida, merece la pena que los cuidemos.

Algunos consejos para ello son:

  • Realizar los controles rutinarios en su centro de atención primaria.
  • Un cuidado especial si somos Diabéticos o Hipertensos ya que son las dos causas principales de la enfermedad renal. Es importante revisar la glucosa (azúcar) en la sangre y la presión arterial a menudo, tratando los problemas correctamente.
  • Hacer ejercicio regularmente, caminar de 30 a 40 minutos al día puede ser suficiente.
  • Seguir una dieta con bajo contenido graso.
  • Tomar todos los medicamentos como le ha indicado su médico.
  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol.

Pero además, incluso en pacientes con Enfermedad Renal Crónica avanzada se debe aspirar a tener el grado más alto posible de salud, entendida como bienestar físico, mental y social, lo que supone que, al margen de la situación de una enfermedad, la salud requiere un estilo de vida saludable del que forman parte la alimentación, el ejercicio físico, la prevención de las enfermedades, e incluso la relación con el medio ambiente y la actividad social.

COMO PODEMOS CONSEGUIRLO

Actividad física y entrenamiento

Un problema añadido en pacientes en hemodiálisis es la malnutrición energético-proteica, que en ellos produce disminución de la fuerza muscular, por lo que se reduce en gran medida su capacidad para desarrollar cualquier actividad física. Pero, sin duda, el ejercicio físico regular no sólo es importante para mejorar la función cardiovascular, sino que puede reducir la tensión arterial, mejorar la fuerza muscular y la capacidad funcional, e incluso influir positivamente en el plano emocional, ya que ayuda a reducir los niveles de estrés, depresión y la ansiedad, a dormir mejor, y a mejorar la autoestima.

Se recomienda ejercicio de más de 30 minutos de duración, al menos 3 veces por semana (a diario si es posible). Lo ideal es que se combinen ejercicios aeróbicos (cinta ergométrica o bicicleta estática) con otros de resistencia (entrenamiento con pesas) e incluir ejercicios de coordinación y flexibilidad. Sin embargo, debemos pensar que cualquier tipo de ejercicio físico moderado puede ayudar, y que incluso se mejora al pasear 30 minutos a ritmo vivo o una hora ritmo moderado.

Evitar el exceso de peso corporal

Para lograrlo se debe combinar un descenso moderado de la cantidad de calorías ingeridas con un aumento del gasto de energía mediante el ejercicio físico. En la alimentación se debe intentar evitar en lo posible las comidas con mayor aporte calórico, que son las que incluyen cualquier tipo de grasa líquida o sólida.

La alimentación también es un elemento fundamental a la hora de desarrollar hábitos de vida saludable. Para tratar este tema, hemos desarrollado un apartado específico: Nutrición.Debemos tener en cuenta que las causas principales de la enfermedad renal son:

ES BASTANTE COMÚN ENTRE LA POBLACIÓN CREER QUE LAS PLANTAS MEDICINALES NO PUEDEN TENER EFECTOS PERJUDICIALES.
Por ello y porque no requieren receta médica, su consumo para el tratamiento de todo tipo de dolencias está ampliamente extendido en nuestro país.
Según el Centro de Investigación sobre Fitoterapia, el 68% de los españoles las utiliza para tratar alguna afección, como el insomnio, la ansiedad, el sobrepeso o el estreñimiento, aunque también se usan como tratamiento preventivo.
Hacer un mal uso de ellas, puede, sin embargo, resultar nocivo: las plantas medicinales actúan como fármacos, ya que sus principios activos pueden tener un efecto biológico y evidenciable, y es habitual que su toma se solape con la de un fármaco.
En este sentido, pueden interactuar con los medicamentos por mecanismos farmacocinéticos y producir alteraciones de absorción, distribución, liberación, metabolismo y eliminación, o farmacodinámicos, y afectar al resultado de su acción farmacológica potenciándola, minimizándola o produciendo un desequilibrio homeostático.
En el día a día con tu paciente, debes informarle de estos riesgos y estar alerta ante un consumo de plantas medicinales que se solape con medicamentos que puedan provocar interacciones clínicas relevantes, como los anticoagulantes, antiepilépticos, los antirretrovirales o los inmunosupresores.

A continuación, presentamos las interacciones más habituales y las plantas que las provocan cuando se toman con determinados medicamentos:

Absorción

La mayoría de las interacciones entre plantas y fármacos que afectan a la absorción lo hacen reduciendo los niveles del fármaco, bien sea por alteración del pH digestivo, afectando la motilidad o por la formación de complejos no absorbibles. Esto reduce la actividad terapéutica del medicamento. Algunas plantas medicinales que pueden provocar alteraciones en la absorción de medicamentos son:
• Hierba de San Juan: disminuye los niveles de digoxina. (1)

• Aloe vera: su efecto laxante puede reducir la absorción y, por lo tanto, reducir la eficacia de algunos medicamentos que se toman por vía oral.(2)
Metabolismo
El metabolismo de fármacos es el mecanismo más importante de interacciones, que pueden producirse al tomar:
• Ginkgo biloba: Aumenta la eliminación de insulina y a largo plazo reduce la presión sanguínea. Interfiere con omeprazol, activando una enzima (CYP2C19) que hidroliza e inactiva el fármaco. Mientras que con benzodiacepinas la interacción no está clara, su consumo está contraindicado con antiepilépticos ya que activa su efecto. Los tratamientos a largo plazo con digoxina deben ser monitorizados ya que ginkgo aumenta su concentración en plasma.(3)
• Ginseng y Hierba de San Juan: pueden provocar inducción enzimática (4). La Hierba de San Juan, un inductor del citocromo P450 clave en la metabolización de muchas sustancias, puede interactuar con los bloqueadores de los canales de calcio, los anticonceptivos orales -reduciendo su efecto- y los antirretrovirales como el indinavir -reduciendo sus niveles-(1).

• Efedra y guaraná: pueden interaccionar con la insulina y los antidiabéticos orales. (5)

Eliminación

Las interacciones a nivel de eliminación se dan, por ejemplo, con:
• Hierba de San Juan: aumenta la excreción biliar de irinotecán (1), con lo que reduce su eficacia.
Sistema nervioso
Las principales plantas medicinales que pueden interactuar con medicamentos a nivel del sistema nervioso son:
• Valeriana: su efecto sedante tiene poder aditivo y potenciaría la acción de otros fármacos con estas características (6). También, junto con la pasiflora, podría potenciar la acción de los antiepilépticos.

• Kava: es tóxica cuando se combina con alprazolam y puede potenciar el efecto de medicamentos sedantes (7).

• Beleño: aumenta los efectos anticolinérgicos de antidepresivos, antihistamínicos, fenotiazinas. (8)

• Hierba de San Juan: puede interaccionar con algunos fármacos antidepresivos con los que comparte similar mecanismo de acción -paroxetina, sertralina o nefazodona- y provocar síndrome serotoninérgico. También puede interaccionar con los benzodiacepinas.(1)

• Onagra y borraja: pueden interaccionar con algún antipsicótico como la flufenazina, por el ácido gamolénico que contienen.(9)

Sistema inmunitario

El ginsen, hierba de san juán ( hypericum), roiboos ( que contiene mucha hierba de san juan) y todo lo que contenga pomelo: Estas inducen el metabolismo de los inmunosupresores y bajan los niveles sanguíneos conduciendo al fracaso terapéutico
El cardo de santa maría inhibe el metabolismo de los inmunosupresores y puede aumentar mucho los niveles y provocar toxicidad

No se recomienda regaliz ni infusiones que lo contengan porque aumenta la tensión arterial y baja el potasio

El aloe vera, la goma guar y la hoja de sen son laxantes y si se abusa pueden provocar aumento de los niveles de tacrolimus por la diarrea

La equinácea y la uña de gato pueden tener un efecto inmunoestimulante e interactuar con inmunosupresores como la ciclosporina o la rapamicina. (10)

Sistema cardiovascular

• Ginkgo, ajo y ginseng: sus propiedades anticoagulantes tienen efecto aditivo y potencian los fármacos con las mismas características. (4)

• Hierba de San Juan: disminuye el efecto anticoagulante de la warfarina y la fenprocumona, y reduce los niveles de fármacos como la digoxina, que se usa para la fibrilación auricular. (1)

• Cola de caballo y muérdago: sus propiedades hipotensoras aumentan el efecto de los fármacos con las mismas características.

• Efedra y regaliz: pueden elevar la presión arterial, hecho que podría interferir con la medicación antihipertensiva.(11)
Por todo ello, el consumo de plantas medicinales es un aspecto muy importante a tener en cuenta en la revisión y control de los tratamientos farmacológicos. Conocer estas interacciones y orientar al paciente mejorará la atención farmacéutica y la seguridad del tratamiento.

Dra Sofia Zarraga Larrondo ( Nefrologa de el Hospital Universitario de Cruces )

Si controlamos las causas estamos CUIDANDO nuestros riñones.

enlaces cadenasEnlaces relacionados:

Tengo Insuficiencia Renal Crónica, ¿qué debo hacer?

Hábitos de vida saludable tras el trasplante renal.

Trasplante renal. Recomendaciones tras el alta.

Editado en diciembre de 2012.
Revisado en octubre de 2014.
Revisado en marzo de  2021

			

Deja aquí tu comentario. En el apartado "¿Quiénes somos?" encontrarás las normas de etiqueta que te pedimos seguir:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s